Hace unos días visité la tienda Waldos y me sorprendí al ver en un estante unas estatuas de los "héroes" de la Independencia y de la Revolución con los colores de México y la leyenda del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana.

Me llamaron la atención las figuras de Miguel Hidalgo, José María Morelos y hasta la escultura en gran tamaño del Palacio de Bellas Artes porque al ver la etiqueta encontré la leyenda "hecho en China".

Lo primero que dije "esto es el colmo, hasta de los festejos del Bicentenario se han valido para hacer negocio". Eso sí, las figurillas llaman la atención, pero la verdad, las estatuas de los héroes de la Independencia y la Revolución no les ayudan mucho.

La figura del Palacio de Bellas Artes no está muy bien hecho pero está copiado a la perfección.

Creo que esto si es el colmo del mercado chino. Bueno, ya sabemos que no tienen límites. Sus mercancías se hacen en serie y no duran nada, son desechables. ¿Pero qué podía esperar en esa visita a esa tienda extanjera?

Pero, claro, todos vamos ahí, con la novedad sin ver el fondo de las cosas.

El precio de las figurillas no es tan caro, así que por las fechas que pasamos pues servirían para adornar estos meses nuestra casa, luego para lo que son: para la basura. Me pregunto si en Colombia, o en otros países que también festejan sus 200 años ven por sus tierra estos suceso.

Sólo queda reflexionar un poco sobre esta situación.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: