Vemos que se repite todo el tiempo el tema de un principio muy simple: toda la creación es llamada “la novia”. Se trata de alcanzar un festín: la revelación, la conexión… y para ello, ante los problemas debemos anularnos, debemos santificarlos. El espesor que se nos va agregando construye una escalera y el proceso que llevamos es repetitivo, es muy parecido al sistema binario 0-1: sí-no.

En el hombre está la opción de apresurar el tiempo del baile, que es cuando ve a la novia y la ve fea. Es la forma en que se aparece ante el deseo de recibir. Es un deseo. Más tarde purifica y santifica todo y entonces la procesa.

Esto se representa como la costumbre de cubrir a la novia y llevarla de esta forma hermosa ante la capilla. Cuando el deseo es corregido, la persona es llevada al grado del novio. Todo el ropaje es el esfuerzo mediante el que llega a pensar en el otorgamiento como más importante que la recepción.

Rav Michael Laitman. Lección matinal de Cabalá. Lunes 13-01-2011. http://kab.tv/spa

* El Rav Dr. Michael Laitman es máster en ciber­nética, doctor en filosofía y Cabalá, profesor de ontología y teoría del conocimiento. Es fundador y presidente de Bnei Baruj y del Instituto ARI, en Israel. Más información en www.kabbalah.info ; www.kab.tv/spa y www.laitman.es

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: