La excursión hacia el parque Nacional del Monte Taibai, una vasta reserva forestal situada en la provincia norooccidental de Shaanxi, cuna de la civilización China y núcleo de importantes hallazgos arqueológicos, con una edad aproximada de 6 000 años de antigüedad, se había iniciado con una extraordinaria emoción y entusiasmo por parte del contigente de excursionistas.

Todos ellos eran jóvenes residentes en Shanghai y habían escogido ése lugar para pasar unos días de solaz y esparcimiento en medio del mes de Noviembre del 2010, y que  nunca imaginaron que serían protagonistas de una increíble aventura y ser testigos de una de las apariciones más escalofriantes que se tengan registro en los anales de lo misterioso y extraño del planeta.

Habían iniciado con la alegría juvenil característica de ésta edad y todo parecía correr naturalmente y sin contratiempos de importancia , ya que aún que conocían las historias que se contaban , creían que eran producto de mentes enfermas y asustadisas . Los animaba la idea de recorrer a pie uno de los espectáculos más bellos del país y de vivir la experiencia de estar en la Naturaleza, sin intermedios que impidieran experimentar los placeres de la vista , el olfato y del sentir el contacto directo con grandes árboles y aromas característicos del campo y las llanuras circundantes.

Pasaron dos días en medio de éste escenario natural y habían vivido experiencias cautivantes de tranquilidad y belleza natural , e incluso, de ver algunos animales de la zona que huían al sentir su presencia y corrían a refugiarse en sus madrigueras. Alguno de los muchachos empezaron a acusar síntomas de cansancio y decidieron acampar a orillas de un hermoso lugar lleno de vegetación , y a pie de un acantilado, cuando detectaron un olor fétido y penetrante que los obligó a pensar que habría algún animal muerto en las cercanías.

Solamente porque ya habían levantado gran parte del campamento y que ya se acercaba la noche , fue que decidieron quedarse en le lugar y esperar a que los amigos de la carroña hicieran rápido su trabajo de limpieza ambiental . Ya habían iniciado los preparativos para cenar cuando , de repente y en forma inhumana y terrorífica, escucharon un alarido lastimoso y de gran potencia, que les erizó la piel y los paralizó inmediatamente.

Al mirarse unos a otros tratando de comprender de dónde provenía ése horrible alarido y de tratar de identificar de que animal se trataría, comprendieron que gran parte del poder y efecto de ése grito animal y salvaje tendría que provenir de un ser enorme y espantoso, que así anunciaba su presencia y preparaba la entrada espectacular a la escena donde, incapaces de reaccionar eficazmente, varios jóvenes no atinaban ni siquiera a proferir algún lamento ó grito de angustia.

Aún teniendo la sangre helada , algunós jóvenes intentaron distinguir la procedencia de éste grito de guerra ó batalla que tanto les parecía sobrenatural, y fue cuando alcanzaron a distinguir una silueta de una extraña criatura de forma humana que se desplazaba en forma vertiginosa entre los abundantes árboles que circundaban el lugar. El olor fétido seguía  presente  y, solamente hasta ése momento, lo relacionaron con la criatura que estaban observando.

Lo que más recordaban los protagonistas de ésta misteriosa historia, era el sorprendente efecto que el grito les causó en su sistema nervioso y que los obligó, prácticamente, a permanecer en su lugar totalmente hipnotizados. Y también recuerdan que por algunos preciosos segundos, la criatura los estuvo observando como dando por hecho la paralización y solamente no se arrojó hacia ellos , sospechan , por haber estado diseminados en el campamento y la criatura habría perdido contacto visual con parte de la presa encontrada.

En cualquier caso y después de haberse esfumado inmediatamente el invasor , fue que los chicos pudieron emitir gritos de angustía y espanto y , en varios de ellos, a manifestar síntomas de escalofrío y espasmos por causa de una severa crisis de espanto. Aún cuando regresaron a contar su historia, los efectos de dicha experiencia seguían manifestándose en sus cuerpos y psiquis de manera alarmante. Éstos análisis quedaron registrados como prueba de la experiencia traumática que vivieron y que , afortunadamente, no pasó a mayores.

Ya desde el año de 1990, varios medios de prensa de Shaanxi publicaron largas reseñas que detallaban la aparición de éstas criaturas tan enigmáticas como elusivas. " Es un monstruo" , declaró uno de los protagonistas de éste misterioso avistamiento que , en los dias posteriores al avistamiento, nunca olvidó los "efectos paralizantes" del grito de guerra de tan extraña criatura salvaje, al seguirlos refiriendo en sucesivas entrevistas con medios de comunicación nacional.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: