“El ave británica más vieja de que hay constancia aún vuela alto, a sus 52 años de edad y con 8.000.000 de kilómetros de vuelo”, indica el diario londinense The Times. Se trata de una pequeña pardela pichoneta blanquinegra que “fue anillada por vez primera en mayo de 1957, con unos seis años”, y volvió a ser atrapada en 1961, 1978 y 2002, cuando ya no esperaban volver a verla los ornitólogos. A comienzos de 2003 reapareció en la costa norte de Gales. El Instituto Británico de Ornitología calcula que ha volado como mínimo 800.000 kilómetros en sus migraciones de ida y vuelta a Sudamérica. Sumando los vuelos periódicos de 1.000 kilómetros que realiza para alimentarse, algunos científicos concluyen que ha recorrido más de 8.000.000 de kilómetros. Graham Appleton, del Observatorio de Aves de Bardsey, en la zona norte de Gales, señala: “Se le ha puesto el cuarto anillo a la veterana ave, lo cual no deja de ser insólito, pues todos los demás se le habían desgastado”.

ave

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: