El Atlético de Madrid necesitaba ganar. Sí o sí. Y de paso recuperar para la causa a Diego Forlán, que no mojaba desde la segunda jornada. El tempestivo Vicente Calderón estaba nervioso con la racha del uruguayo y con la del equipo, que en 10 jornadas había cuestionado todo lo que había cimentado al final de la pasada temporada. En esas llegaba Osasuna, que solo había sumado un punto en sus cinco encuentros fuera de casa.

Los navarros sufren una severa esquizofrenia este año. En casa están intratables, con varias goleadas sobre rivales de su liga. Como visitante, en cambio, el conjunto navarro es un caramelo digno de la fábrica de chocolate de Willy Wonka. Sus seguidores se tapan los ojos y prefieren mirar para otro lado, conscientes de que van a encajar un severo correctivo. Como el del Calderón, donde la pegada del Atlético dictó sentencia.

El conjunto de José Antonio Camacho jugó bien el primer tiempo. Es más, se puede decir que dominó al Atlético, pero no concretó sus ocasiones de gol. Tuvo dos clarísimas en botas de Masoud y Aranda, tras las cuales llegó la respuesta colchonera. Y claro, Forlán y Agüero son más eficaces que el iraní y el malagueño. Solo hay que mirar lo que cobra cada uno de ellos. Siempre ha habido clases, me decía mi abuelo…

Masoud cabeceó un gran centro de Juanfran desde la banda derecha (en qué estado de forma está el alicantino), a lo que De Gea respondió con una buena parada (qué bueno es el rojiblanco). Forlán, por su parte, aprovechó un mal despeje de Ricardo a disparo del Kun para romper con su sequía goleadora. Luego llegó la respuesta del corpulento Aranda, que se fabricó él solito una ocasión, pero su pase/disparo lo desvió levemente De Gea, suficiente como para anular a Soriano y a Lolo, que miraron atónitos cómo pasaba el balónm delante de sus narices. ¿La respuesta? Agüero fusiló a Ricardo.

Pim, pam, pum, bocadillo de atún. En la primera parte quedó sentenciado el choque gracias a la inocencia rojilla, al ‘punch’ del Atleti y a los centrales de poco nivel que juegan para Osasuna. En la segunda mitad, el árbitro expulsó a Monreal por doble amarillay Forlán firmó su segundo tanto de la noche. Un golazo marca de la casa del charrúa. Por el Atleti destacaron sus dos delanteros, De Gea y poco más, ya que el encuentro no les exigió más. Por Osasuna, Juanfran y Aranda se salvaron de la quema.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: