La ORATORIA, es el arte de hablar en público para convencer o persuadir. El convencimiento está en relación con el entendimiento; la persuasión, con los sentimientos.

Convencer: es lograr con la razón aceptar una verdad.

Persuadir: es dominar la voluntad impulsándola a la realización de algo.

Según Miguel Angel Ruiz Orbegoso, experto en la materia, expresa que la ORATORIA es el arte de informar, impresionar, conmover y entretener por medio de LA PALABRA, lo cual produce la ELOCUENCIA que se requiere para persuadir y/ o deleitar .

En otras palabras, aprendiendo a informar, impresionar, conmover y entretener se aprende a hablar con elocuencia, deleite y persuasión.

En el orador elocuente deben abundar los razonamientos y los conceptos que lleven al uditorio al convencimiento y a la persuasión.

En nuestro mundo moderno, es difícil conseguir un público tan paciente que soporte a oradores que nubla sus pensamientos con frases ponderosas, que recurre a excusas, divaga,habla demasiado,es incoherente, cuenta anécdotas que no interesan al público, que se le ocurre entonar desafinadamente alguna melodía, cuenta malos chistes, habla y no expresa nada

Hoy en día, el público exige que un orador entre en materia diciendo tan solo lo necesario,que exprese de una manera clara y fácilmente comprensible, y se detenga cuando haya expuesto su mensaje.

La finalidad es convencer, instar al público a actuar mediante el esfuerzo creador, por medio del cual se aclaran, ennoblecen, se dramatizan las ideas.

La Oratoria, según Grecolatinos, la noble de las artes, es la aristocrática entre todas las formas de hablar ante un público. La Oratoria es convicción profunda, no proclamación a gritos, ni hablar por hablar. El orador ayuda al oyente a definirse, a verse claramente dentro del contexto del mundo en que se desenvuelve.

La Oratoria genera interés y participación en la vida; enriquece la existencia individual, familiar, social y mundial de la que todos somos parte integral.

Esta actividad humana tan importante en la comunicación diaria, en nuestra vida familiar y profesional, debería ser tomada muy en cuenta por las autoridades educativas de los gobiernos y establecerla como asignatura obligatoria desde los primeros años de estudio, formaríamos mejores ciudadanos que tendrían en su expresión una llave que abre todas las puertas. La palabra.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: