Se dice que el amor puede variar dependiendo de la edad, y eso es bien cierto. Los primeros amores si bien son dulces, van acompañados por los cambios propios que producen las hormonas y es por eso que pueden llegar a ser intensos, pero la dependencia a los padres, propia de la edad, coarta todo aquello que llegaríamos a hacer por amor.

A medida que vamos creciendo y madurando, nuestra propia independencia nos vuelve cautos, nuestras metas individuales se mezclan con las ganas de triunfar y parte de ese triunfo incluye ser atractivos para el sexo opuesto, sin ataduras. Primero, mis necesidades como persona siempre de la mano de un compañero (a) que me apoye, con quien salir y que sea además tenga sus propias metas. Curiosamente, a medida que cambian nuestros intereses pueden variar el número y el tipo de compañero hasta llegar al que creemos el ideal. Se dice que la mejor persona para ti, es justo la que tienes al lado, pues es de quien necesitas aprender y viene a enseñarte algo de ti mismo. Es por ello que a veces, atraemos personas con las mismas características, que son las que nos han hecho dejar a parejas pasadas, pero que no lo identificamos hasta que estamos enganchados: Por que siempre me enamoro de personas infieles? Porque aun no has aprendido que debes hacer algún cambio en tu personalidad y hasta que no seas diferente no atraerás a alguien diferente y definitivamente mejor.

Llega el momento en el cual nuestra edad biológica nos pide hacer nido. Tener hijos, fundar un hogar, tener estabilidad, hacer planes a largo plazo y después de evaluarlo tanto decidimos unir nuestra vida con el de nuestra pareja. Es difícil, unir crianzas diferentes, manías diferentes en un solo hogar. Si tenemos diferencias con nuestra familia, con quienes hemos vivido toda la vida, por que no vamos a tenerlas con alguien con quien nunca hemos vivido? Consejos: no callarse lo que no nos gusta, decirlo de la manera más suave y cariñosa posible, ceder cada uno en su momento, nunca perder el respeto y mantener las líneas de comunicación siempre abiertas.

Cuando iniciamos una relación en serio, la pasión y la novedad nos lleva a evitar cualquier discordia y nos guardamos detalles que con el tiempo tienen que salir y no siempre lo hacen de la mejor manera. Podemos pensar que no tenemos que aguantar tantas cosas y que solos estaremos mejor. Las parejas que duran unidas toda la vida son aquellas que saben que tienen superar las diferencias y aceptar a su pareja tal cual es, poniendo todo de su parte. El amor es un trabajo, y para que alguien este contigo incondicionalmente durante toda su vida tú tienes que hacer exactamente lo mismo. Ahora bien, si después de considerarlo conscientemente, deciden que no pueden estar juntos por que las diferencias son demasiadas y no hay ni la paciencia, ni la fortaleza necesarias para sobrellevarlas, se toma la decisión de separarse.

Cuando estamos con una pareja a edad madura, el amor cambia radicalmente. Nos abocamos a los hijos, a los compromisos sociales y familiares, a mantener el normal funcionamiento del hogar y quizás descuidamos al duende del amor, tal vez se disfruta excesivamente de la calma del hogar y la TV. Pero cuidado¡ Así sea esporádicamente, hay que reinventarse. Salidas solo la pareja, seguir haciendo el amor y buscar actividades que puedan realizar juntos y que implique compartir algo mas que los gastos de casa.

El buen humor es clave en todas las edades, mientras puedan rían juntos, no todo está perdido. Mantener la admiración en la otra persona, el respeto y la intimidad puede mantener el amor tengas la edad que tengas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: