La historia de mi amor no es la tuya, me has dado todo sin saberlo, solamente siendo... Te he inventado para vivir, y he sido feliz. Pero, porque estos anhelos? porque estos pensamientos en la oscuridad? porque me muevo sin querer? porque no puedo estar inmovil? porque hay arboles bajo cuya sombra no pueda estar sin que bastos y melodiosos pensamientos desciendan sobre mi?.

El mundo empieza a despertar y yo me levanto sintiendo una enorme presencia y digo:¡Salud por lo que cae y florece! ¡Salud por ayer y por mañana! ¡Salud por lo que cambia, nace, crece, se consume y vuelve a ser! ¡Salud por la noche, el día y las cuatro estaciones del alma! Pero el amor... el amor... esa palabra...

No me canso de mirarte, mis miradas te cubren como hiedra, el sol se entretiene estrellando el amanecer en tu pelo. De todas las cosas que he visto, a ti quiero seguirte viendo, de todo lo que he tocado, solo tu piel quiero ir tocando. Llegaré más tarde a casa y en la frescura de mi soledad podré dibujar tu cara, recuperar tu sonrisa, nadie sospecha que lo guardo y no duermo pronto reconstruyendo cada instante pasado contigo.

¿Sabes que hice ayer? Estuve ocupada pensando en ti, y ese simple hecho me hace feliz. Sin darme cuenta el tiempo pasa y tu belleza va creciendo en mi memoria. Todo lo ocupas tú, todo. Me gusta pensar en ti desde que pienso, estas en mi forma de hablar, de mirar, de besar, te me metiste entre la ropa, me has llenado de sonrisas. Quiero hablar de ti a todas horas, todo me hace recordarte. A veces mis palabras se adelgazan para que me oigas y me hables en silencio. Siento que tus palabras me acarician, me tocan, pasean por mi cara, pasan una y otra vez rozándome con cariño, gozo al oírlas, son mías, son para mí, tu voz me toca, dibuja mi boca, toca mi lengua, te amo... ¡Te Amo tanto!

Te cuento cosas y sé que aunque no lo parezca me oyes y me ves con aire indiferente. Ese, tu silencio lleno de amor. Me miras con aquella mirada tuya llena de paisajes extraños. ¿Dónde esta el niño que fuiste? ¿Sigue dentro de ti o se fue? Me siento a tu lado, te abrazo, alzo la cara y veo tus ojos en cuyo fondo vives tú, tus ojos que no te conoces. Siento que este es un juego que perderé al final, pero sé que ha sido bello jugar y pienso con tristeza: ¿Qué paisajes mirarán después tus ojos?

Sé que nada es duradero, ni el dolor ni la felicidad que me has dado, siento un inmenso temor al necesitarte tanto.

Me ves, sonríes al verme, esa es la sonrisa que yo amo en ti, por esa sonrisa daría todo lo que tengo. Voy a tomarte una foto para guardar ese gesto que yo amo en ti y que estoy segura que no te conoces....

Pero el amor... El Amor… Esa Palabra…

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: