Aunque hoy el abanico solo se use para darnos aire cuando hace calor y no tenemos aire acondicionado, antiguamente, en el pasado se utilizaba para que las señoras y señoritas enviaran mensajes claros y urgentes a sus galanes y amantes, sin que esos mensajes los descubrieran los que estaban alrededor.

Éstos eran algunos de esos mensajes:

Me gustas: Desplazaba el abanico abierto delante del rostro.

Siempre pienso en ti: Se tocaba la frente con el abanico cerrado.

Tenemos que hablar: Tocaba la parte superior del abanico con un dedo.

Te amo: Lo abría y escondía la mirada en el.

Te quiero pero sufro mucho: Se golpeaba el corazón con el abanico cerrado.

Nos están espiando: Con el abanico abierto, se tapa la cara y solo asoma los ojos.

Bésame: Presionaba los labios con el abanico medio abierto.

No te olvides de mi: Sujetaba el abanico con las dos manos.

Guarda el secreto: Se cubría la oreja izquierda con el abanico abierto.

Hay cosas del pasado que me gustaría que no se hubieran perdido.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: