El ejercicio físico es beneficioso para la salud

El ejercicio físico, tal y como han constatado infinidad de estudios, es muy beneficioso para la salud. Sin embargo, ya sea por motivos laborales o porque su condición así lo requiere, un gran número de personas de todo el mundo se ven abocadas cada día a permanecer muchas horas sentadas. Una situación que resulta ciertamente peligrosa para la salud. De hecho, se estima que el sedentarismo es responsable cada año de la muerte de más de 5 millones de personas en todo el mundo.

Entonces, ¿qué puede hacer una persona que, ya sea por su propia iniciativa o por obligación, no tiene más remedio que permanecer sentada ocho o más horas diarias? Pues simplemente, como muestra un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), deben practicar ejercicio durante una hora diaria o, en su defecto, siempre que les sea posible, para revertir el riesgo al que les aboca su sedentarismo.

Como explica Ulf Ekelund, director de esta investigación publicada en la revista «The Lancet», «para muchas personas que se desplazan a sus trabajos y tienen empleos en una oficina no hay manera posible de evitar permanecer sentadas durante largo períodos de tiempo. Para estas personas en particular no podemos resaltar suficientemente la importancia que tiene la práctica de ejercicio, ya sea caminar en sus horas de comida, salir a correr por la mañana o ir en bicicleta al trabajo. Una hora de actividad física diaria sería lo ideal. Pero si no resulta posible, entonces hacer algún ejercicio al día puede ayudar a disminuir su riesgo». Levántese y ande

ejercicio

En el caso de la población adulta, las recomendaciones actuales establecen la necesidad de practicar, cuando menos, 150 minutos semanales de ejercicio moderado. Una recomendación que, si bien ciertamente asumible, no puede ser llevada a la práctica por toda la población. Sin embargo, y con objeto de salvaguardar nuestra salud, muy especialmente la cardiovascular, hay que hacer lo posible para evitar permanecer muchas horas sentado. De hecho, ya en 1953 se publicó un estudio en el que se veía que los conductores de los autobuses londinenses tenían un riesgo mucho mayor de enfermedad cardiovascular que los cobradores que, de pie, viajaban en sus vehículos.

El problema se presenta cuando la rutina diaria de una persona viene marcada por una silla o asiento, ya sea el del coche, el de su oficina o el de su salón para ver la TV. Y en estos casos, ¿puede revertirse el riesgo asociado a permanecer tantas horas sentado? Pues sí. Y para ello, tan solo hay que ser moderadamente activo.

trotar

El riesgo de no hacer ejercicio es similar al asociado al fumar o a la obesidad Ulf Ekelund

En su nuevo estudio o metanálisis, los autores analizaron los resultados alcanzados en 16 investigaciones llevadas a cabo con más de un millón de participantes –tanto mujeres como varones, en su mayoría mayores de 45 años y residentes en Australia, Estados Unidos y Europa Occidental–. Así, los autores clasificaron a los participantes en cuatro grupos –o ‘cuartiles’– en función de su actividad física de nivel moderado –caso de caminar a un paso normal–, incluyéndose en el primer grupo aquellos que realizaban menos de 5 minutos de ejercicio diario y en el último aquellos que excedían de los 60 minutos.

Los resultados mostraron que la práctica de 60-75 minutos diarios de ejercicio de intensidad moderada es suficiente para eliminar cualquier riesgo de mortalidad asociado a permanecer ocho o más horas diarias sentado. El problema es que menos de un 25% de la población dedica al menos una hora diaria a practicar ejercicio.

Como indica Ulf Ekelund, «hay una gran preocupación sobre los riesgos para la salud que conlleva el actual estilo de vida, cada vez más sedentario. Pero nuestro mensaje es positivo: es posible reducir, e incluso eliminar, estos riesgos si somos suficientemente activos, incluso sin tener que practicar un deporte o ir al gimnasio».

Tan malo como el tabaco

Por el contrario, los resultados también muestran el elevado riesgo de mortalidad prematura asociado al sedentarismo. No en vano, las personas que practicaban menos de 5 minutos diarios de ejercicio tenían un riesgo de muerte prematura entre un 28% y un 59% mayor que aquellos que dedicaban al menos una hora diaria a ejercitarse.

Como concluyen los autores, «este riesgo es similar al asociado al tabaquismo o a la obesidad. O dicho de otra manera, la total falta de actividad física es un mayor riesgo para la salud que permanecer sentado durante largos períodos diarios».

Fuente Historia: ABC.es/Salud

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: