organización

EFICACIA, EFICIENCIA, EFECTIVIDAD Y ORGANIZACIÓN


La eficacia, la eficiencia y la organización son tres conceptos que, juntos, llevan al éxito.

 

La eficacia y la eficiencia son dos conceptos a menudo confundidas por la creencia de que signifiquen lo mismo. A pesar de su semejanza, no son del todo iguales y existe una serie de diferencia entre ambos. En cambio, la organización es primordial y la base para trabajar con eficacia y eficiencia.

 

EFICACIA

La eficacia se define como “la capacidad de lograr el efecto que se desea o se desea”.

 

EFICIENCIA

En cambio, la eficiencia es “la capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado”.

 

Estas dos definiciones que nos aporta la Real Academia Española ya arronan luz sobre la primera diferencia entre ambos conceptos. En cuanto a la eficacia, puede ser la misma persona poseedora de la capacidad sin prescindir de la ayuda de otra o de algún medio concreto y externo. Contrario a la eficacia, que dispone de otra persona o de un método externo para obtener el efecto deseado.

El siguiente esquema detalla de forma aún más clara la diferencia entre ambos conceptos:

organización

ORGANIZACIÓN

La organización es la base y el primer paso hacia el éxito. Se define como la “acción y efecto de organizar u organizarse”, así como “la disposición, arreglo y orden”.

Disponer de una buena organización que incluye contar con las herramientas necesarias todas en su sitio y saber dónde se encuentra cada una de ellas, facilita el trabajo que se basa en la confianza. La organización aumenta la seguridad en uno mismo. Conociendo los medios a disposición de uno ahorra en tiempo; así, este se puede dedicar a los aspectos realmente importantes. Al contrario, si tuviéramos que estar siempre buscando alguna cosa como una agenda, un lápiz, un programa o un documento, perdemos tiempo, energía, ánimo y ganas, además de tiempo.

La buena organización crea un trabajo más eficaz y más efectivo. Por tanto, si nos proponemos realizar algún proyecto, debemos acudir primero a la organización de nuestro objetivo. Luego acudimos a la eficiencia, que equivaldría a comenzar a trabajar. Una vez estemos realizando las labores necesarias, pasamos a la efectividad para alcanzar nuestros objetivos.

Si conseguimos partir de una correcta organización y trabajar en nuestro proyecto combinando correctamente la eficiencia y la eficacia, nos aseguramos la efectividad, es decir, obtendremos el éxito de nuestro proyecto.

 

ORGANIZACIÓN

EFICIENCIA + EFICACIA

EFICTIVIDAD

organización

organización

organización

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: