¡Efectos de la sinestesia mediante hipnosis!

Consiguen simular los efectos de la sinestesia mediante hipnosis. Un estudio revela que es posible inducir interacciones sensoriales cruzadas mediante la hipnosis.

¿Eres capaz de ver sonidos, escuchar imágenes, o colorear olores o palabras de manera inconsciente? ¿Visualizas los meses del añó, los días de la semana, los números o las letras en listas y colores siempre definidos y ordenados?

Entonces formas parte del 1% de la población que posee la sinestesia, un fenómeno de la asimilación o la interferencia de diferentes estímulos como el olor, la vista o el gusto en un único acto perceptivo. Normalmente, se define como la atribución de una sensación a un sentido que no le corresponde.

La condición neurológica de la sinestesia ha sido todo un misterio para la comunidad científica. Los científicos se planteaban, hasta ahora, si estas experiencias eran únicamente congénitas o, por el contrario, podían provocarse. Un estudio dirigido por Sakari Kallio, de la Universidad de Skövde (Suecia), ya ha encontrado una respuesta.

Mediante la sugestión hipnótica, las personas pueden experimentar cambios perceptivos.

En la investigación, los científicos sometieron a un grupo de ocho personas con visión normal, de las que finalmente quedaron cinco, a la inducción de sinestesia. El experimento tenía tres condiciones cada una de ellas con instrucciones específicas para que los voluntarios dijeran el color verídico de los símbolos presentados en una pantalla.

Tres de los cuatros participantes más fácilmente hipnotizables mostraron una fuerte asociación entre símbolo y color durante una prueba de denominación de colores tipo Stroop. Una prueba que originalmente consiste en analizar la interferencia que se produce en el sujeto cuando realiza una prueba en la que debe indicar el color de la tinta con la que está escrita una palabra que no coincide con su significado.

hipnosis

Al finalizar la inducción, se entrevistó a los voluntarios para que explicaran en detalle qué recordaban, si eran conscientes de lo que habían hecho y sus experiencias posteriores.

La sinestesia puede inducirse a través de la hipnosis

Algunos sufrieron amnesia posthipnótica y no recordaban que se les hubiera dado ningún tipo de instrucción o hipnosis. Algunos no sufrieron estas 'lagunas', pero otros no recordaban parte de la inducción. "Sentí una fuerte necesidad de nombrar en voz alta un color, pero luego vi que no era el color correcto. La estrategia fue tratar de evitar nombrar el color que creía correcto, y tratar de decir el color que vi con mis ojos", explicaba uno de los voluntarios. Las narraciones de los sujetos describían situaciones muy similares a las que experimentan los sinestésicos reales. Además, los voluntarios fallaron una prueba “trampa” de la misma forma que los sinestésicos habían errado.

Los datos no engañan

En definitiva, los resultados muestran que los cambios perceptivos observados en asociación con la sinestesia congénita pueden ser inducidos rápidamente por la hipnosis. Sugieren también, que la experiencia subjetiva de cada participante del experimento debe evaluarse cuidadosamente, especialmente cuando se estudian las alucinaciones producidas por la inducción.

"Nuestro estudio muestra que la hipnosis puede inducir experiencias sinestésicas en las personas, sugiriendo ello que las conexiones adicionales en el cerebro no son necesarias para experimentar interacciones sensoriales cruzadas. Los cambios en los procesos inhibitorios (más interferencias entre canales de comunicación dentro del cerebro) son los que causan estas experiencias. Esto nos lleva un paso más cerca de comprender las causas de la sinestesia y las interacciones cruzadas anormales del cerebro", explica uno de los coautores del proyecto, Cohen Kadosh.

Según explican los científicos, estudiar tales experiencias puede aumentar la comprensión de la percepción y la automaticidad, además de abrir oportunidades únicas en la neurociencia cognitiva y la investigación de la conciencia.

Al finalizar la inducción, se entrevistó a los voluntarios para que explicaran en detalle qué recordaban, si eran conscientes de lo que habían hecho y sus experiencias posteriores.

La sinestesia puede inducirse a través de la hipnosis

Algunos sufrieron amnesia posthipnótica y no recordaban que se les hubiera dado ningún tipo de instrucción o hipnosis. Algunos no sufrieron estas 'lagunas', pero otros no recordaban parte de la inducción.

"Sentí una fuerte necesidad de nombrar en voz alta un color, pero luego vi que no era el color correcto. La estrategia fue tratar de evitar nombrar el color que creía correcto, y tratar de decir el color que vi con mis ojos", explicaba uno de los voluntarios.

Las narraciones de los sujetos describían situaciones muy similares a las que experimentan los sinestésicos reales. Además, los voluntarios fallaron una prueba “trampa” de la misma forma que los sinestésicos habían errado.

Los datos no engañan

En definitiva, los resultados muestran que los cambios perceptivos observados en asociación con la sinestesia congénita pueden ser inducidos rápidamente por la hipnosis. Sugieren también, que la experiencia subjetiva de cada participante del experimento debe evaluarse cuidadosamente, especialmente cuando se estudian las alucinaciones producidas por la inducción.

"Nuestro estudio muestra que la hipnosis puede inducir experiencias sinestésicas en las personas, sugiriendo ello que las conexiones adicionales en el cerebro no son necesarias para experimentar interacciones sensoriales cruzadas. Los cambios en los procesos inhibitorios (más interferencias entre canales de comunicación dentro del cerebro) son los que causan estas experiencias. Esto nos lleva un paso más cerca de comprender las causas de la sinestesia y las interacciones cruzadas anormales del cerebro", explica uno de los coautores del proyecto, Cohen Kadosh.

Según explican los científicos, estudiar tales experiencias puede aumentar la comprensión de la percepción y la automaticidad, además de abrir oportunidades únicas en la neurociencia cognitiva y la investigación de la conciencia.

Fuente Historia/María Moya/muyinteresante.es

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: