El embarazo es un momento en que las mujeres estamos particularmente susceptibles a todo lo que ocurre a nuestro alrededor, lo que no sólo nos afecta en un plano emocional, sino que ante circunstancias extremas puede llegar a dañar al bebé.

estres-embarazo Estrés es una palabra que escuchamos con frecuencia y es normal que suframos cierta dosis de el. Pero cuando el estrés aumenta producto de alguna situación complicada, éste puede pasar de ser una molestia, a una condición que pone en riesgo a nuestro hijo.

Está comprobado que las mujeres embarazadas sometidas a situaciones de presión, ansiedad y miedos, son más susceptibles a presentar partos prematuros, e incluso tener hijos con una propensión a padecer de problemas como la hiperactividad, déficit atencional y trastornos del comportamiento.

Ello se debe a que al encontrarnos en situaciones de estrés fuerte, el cuerpo libera una serie de hormonas capaces de traspasar la placenta, llegando al bebé por nacer, el que experimenta parte de las sensaciones maternas. En embarazos complicados, puede llevar a pérdidas, sobretodo en el primer trimestre.

Si te sientes estresada o estás pasando por un periodo complicado, consulta inmediatamente a tu obstetra, quien podrá evaluarte e iniciar un plan que puede incluir desde psicoterapia, al uso de medicamentos que no dañan al bebé, aunque lo más importante es hacer cambios en nuestro estilo de vida, que permitan hacer de esos nueve meses un momento especial y lindo de recordar

Imagen: No todos dicen lo mismo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: