El Efecto Zeigarnik¿Qué pueden enseñarnos los meseros, la serie de televisión 'Lost' y el novelista Charles Dickens sobre evitar la procrastinación?

Uno de los métodos más simples para vencer la procrastinación en casi cualquier tarea fue inspirado por los ocupados meseros.

Se llama el efecto Zeigarnik por una psicóloga Rusa, Bluma Zeigarnik, quien se percató de algo extraño mientras estaba sentada en un restaurante en Viena. Los meseros parecían recordar únicamente las órdenes que estaban en proceso de ser servidas. Cuando las completaban, las órdenes se evaporaban de sus mentes.

Zeigarnik regresó al laboratorio para probar una teoría sobre lo que estaba ocurriendo. Pidió a los participantes que realizaran una veintena de pequeñas tareas simples en el laboratorio, como resolver rompecabezas y enlazar cuerdas (Zeigarnik, 1927). Con excepción de algunas ocasiones, fueron interrumpidos en la mitad de las tareas. Después les preguntó qué actividades recordaban estar haciendo. Las personas eran el doble de propensos a recordar las tareas de las que habían sido interrumpidos que aquellos que las completaron.

¿Qué tiene que ver esto con la procrastinación? Te daré otra pista…

Casi sesenta años después Kennet McGraw y sus colegas llevaron a cabo otra prueba del efecto Zeigarnik (McGraw, 1982). En esta los participantes debían realizar un rompecabezas muy complicado; excepto que esta vez eran interrumpidos antes de que cualquiera pudiera terminar de resolverlo y se les decía que el estudio había terminado. A pesar de eso cerca del 90% continuó trabajando en el rompecabezas de todos modos.

¿Ya lo tienes?

Drama-suspenso

Aquí hay otra pista: uno de los trucos más viejos del negocio de la TV para mantener a los televidentes en sintonía en una serie semana tras semana es el drama de suspenso. El protagonista para haber sufrido un accidente realmente grave, pero en ese momento de ofuscación cortan la toma antes de que puedas estar seguro. Y luego esas fatídicas palabras: “CONTUNUARÁ…”

Literalmente un drama-suspenso.

Sintonizas le semana siguiente para la resolución porque el misterio te está molestando como una espina en la mente.

El gran novelista inglés Charles Dickens usó exactamente la misma técnica. Muchos de sus trabajos, como Oliver Twist, aunque más tarde se publicaron como novelas completas, fueron originalmente serializadas.

Sus dramas de suspenso crearon tal anticipación en la mente de las personas que sus lectores estadounidenses esperaban en los muelles de Nueva York a que arribara la última entrega en barco desde Gran Bretaña. Estaban así de desesperados para averiguar que pasaba después.

Ya empecé, ahora termino.

Lo que tienen en común todos estos ejemplos es que cuando las personas consiguen comenzar algo se disponen más en terminarlo. La procrastinación muerde peor cuando nos enfrentamos con una gran tarea que estamos tratando de evitar iniciar. Puede ser porque no sabemos cómo empezar o incluso por dónde empezar.

Lo que enseña el efecto Zeigarnik es que un arma para vencer la procrastinación es empezar por algún lado…por cualquier parte.

No empieces por la parte más difícil, prueba con algo sencillo primero. Si te puedes poner en marcha con cualquier parte del proyecto, entonces el resto tenderá a seguir. Una vez que hayas dado el primer paso, aunque sea trivial, hay algo ahí jalándote hacia el final. Te murmurará detrás de la cabeza como el drama-suspenso Lost.

Aunque la técnica es simple, a menudo lo olvidamos porque estamos tan metidos pensando en las partes más difíciles del proyecto. La sensación de aprensión puede ser un gran contribuyente a la procrastinación.

El efecto Zeigarnik tiene una excepción importante. No trabaja tan bien cuando no estamos especialmente motivados en alcanzar nuestra meta o no esperamos hacerlo bien. Esta es la verdad de las metas en general: cuando no son atractivas o son imposibles no nos preocupamos por ellas.

Pero si valoramos la meta y creemos que es posible, el sólo tomar el primer paso puede ser la diferencia entre el fracaso y el éxito.

 

A la izquierda

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: