fotografia

Cuando se lanza, si no da en el objetivo, termina volviendo al lugar de origen. Es lo que ocurre con las acciones mal intencionadas que la mayoría de veces regresan y pueden producir  a uno mismo el daño propuesto para otro. Las leyes que tiene la naturaleza siempre tienen una razón de ser,  nada ocurre porque sí, sino que siempre hay causa y objetivo. Así es que las acciones positivas tiene respuestas positivas y las otras no, incluso pueden llegar a causar daños irreparables.

fotografia

Lo que llamamos la Ley de Atracción no es más que otra de las mucha leyes que se complementan pero lo cierto es que todo lo que se hace se recibe de una forma u otra de vuelta. Por ello, si se esparce amor al rededor lo que se recibe es amor y si lo que se propaga son gritos y malos modos se recogen enfados, iras y violentas contestaciones, por eso hay que vigilar mucho las acciones.

fotografia

El Búmeran, (en inglés Boomerang), es un arma que sino impacta en el objetivo regresa y te puede dar en toda la cara por lo que hay que estar muy atentos. Este utensilio tiene un origen incierto y se ha encontrado en todos los continentes aunque parece que los más antiguos proceden de Australia. Pertenece a los llamados "bastones arrojadizos" y su capacidad de ida y vuelta  se debe a su curvatura y aunque puede tener muchas formas hay que lanzarlos de manera que giren sobre su eje.

fotografia

El Búmeran se ha usado en muchas culturas pero luego fue relegado por la llegada de otros utensilios como el arco y las flechas y más tarde las armas de fuego que ya hicieron que el Búmeran quedara como una reliquia de lo que fue una de las primeras armas arrojadizas. Su trayectoria de ida y vuelta es también origen de la metáfora que relaciona las acciones nefastas del ser humano que sin saberlo le rebotan y se labra su propia desgracia.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: