Edulcorantes artificiales, asociados a problemas de corazón

Los edulcorantes artificiales, asociados a problemas de corazón. En las dietas suele recurrirse a edulcorantes alternativos como aspartame o sacarosa para reducir las calorías.

A pesar de ser empleados como sustitutos del azúcar, un equipo de investigadores de la Escuela de Salud de la Universidad de Manitoba (Canadá) ha revisado más de 11.000 estudios científicos, descubriendo que, para personas con sobrepeso, con hipertensión o diabetes, los beneficios de consumir "edulcorantes no nutritivos" de cero calorías son modestos o nulos. Para otras personas, el consumo de estos edulcorantes puede llevar a sufrir enfermedades del corazón y un abanico importante de otros problemas de salud como diabetes tipo 2, hipertensión o aumento de peso. El trabajo ha sido publicado en CMAJ (Canadian Medical Association Journal).

El consumo de edulcorantes artificiales es generalizado y creciente. Hasta ahora, la evidencia acerca de su efecto negativo sobre el metabolismo, el apetito o las bacterias intestinales era dispar, por lo que los investigadores del Centro de George & Fay Yee para la Innovación Sanitaria de la Universidad de Manitoba decidieron realizar una revisión sistemática de 37 estudios (del total de 11.774) con más de 400.000 participantes con un seguimiento de un año de duración como mínimo. Solo 7 de estos estudios fueron ensayos controlados aleatorios.

edulcorante

No hay datos que apoyen una relación clara entre los edulcorantes y la pérdida de peso

En los experimentos, se pidió a la mitad de los participantes que consumieran edulcorantes alternativos como el aspartame y a la otra mitad se le pidió que no lo hicieran, con la intención de buscar diferencias entre ambos grupos.

Los ensayos no mostraron un efecto consistente de los edulcorantes artificiales sobre la pérdida de peso y los estudios observacionales más largos mostraron un vínculo entre el consumo de edulcorantes artificiales y un riesgo relativamente mayor de aumento de peso y obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades cardíacas y otros problemas de salud. Esto es los edulcorantes no nutritivos no ayudaron sustancialmente a los participantes de los estudios y, en muchos casos, provocaron algún problema de salud.

"A pesar del hecho de que millones de personas consumen habitualmente edulcorantes artificiales, relativamente pocos pacientes han sido incluidos en los ensayos clínicos de estos productos", comenta Ryan Zarychanski, coautor del trabajo. "Encontramos que los datos de los ensayos clínicos no apoyan claramente los beneficios previstos de los edulcorantes artificiales para el control de peso".

"Se justifica la precaución hasta que los efectos a largo plazo para la salud de los edulcorantes artificiales estén totalmente caracterizados", expone Meghan Azad, líder del estudio.

De hecho, su equipo ha decidido poner en marcha un nuevo estudio para entender cómo el consumo de edulcorantes artificiales por mujeres embarazadas puede influir en el aumento de peso, el metabolismo y las bacterias intestinales de los bebés.

"Dado el uso generalizado y creciente de edulcorantes artificiales y la actual epidemia de obesidad y enfermedades relacionadas, se necesita más investigación para determinar los riesgos a largo plazo y los beneficios de estos productos., puesto que necesitamos aprender cómo funcionan y cómo afectan a diferentes poblaciones, si es que lo hacen", dijo Azad.

Reacciones

La Asociación Internacional de Edulcorantes, en respuesta a esta investigación expone que 'las conclusiones de una nueva revisión sistemática de que los edulcorantes bajos en o sin calorías podrían estar asociados al riesgo de aumento de peso y enfermedades del corazón sobre la base de los resultados de estudios observacionales de cohortes, no están respaldadas por la evidencia científica colectiva de estudios de intervención en humanos bien diseñados y revisiones sistemáticas y metaanálisis exhaustivos previos. Es importante destacar que estas alegaciones no han sido confirmadas por los resultados del metaanálisis de ensayos controlados aleatorios realizados por los autores de este artículo'.

Por tanto, 'es necesario el diseño de un ensayo controlado aleatorio para atribuir la observación de índices de obesidad más elevados en consumidores frecuentes de edulcorantes bajos en o sin calorías en relación con el consumo de edulcorantes bajos en o sin calorías per se, más que a otros factores de desviación no cuantificados, con la intención de probar una causalidad.

Este es el único diseño del estudio relativo a estudios en humanos que aumenta el nivel de demostrar la causa y efecto, y en el caso del efecto en el peso corporal de los edulcorantes bajos en o sin calorías, la evidencia de ensayos controlados aleatorios es clara y consistente, apuntando a un modesto beneficio del uso de edulcorantes bajos en o sin calorías en la pérdida y mantenimiento del peso corporal', concluye la AIE.

Fuente Historia/Sarah Romero/muyinteresante.es

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: