Educación financiera, es la capacidad de entender cómo funciona el dinero. Como se gana, como se administra y como se invierte. La educación financiera es un conjunto de habilidades y conocimientos que nos permiten tomar decisiones correctas e informadas sobre todos nuestros recursos financieros.

La Real Academia Española define a la educación como la acción de educar, y a educar como dirigir, encaminar, doctrinar. Según el contexto, la educación puede ser formal o informal.

Educación formal e informal.

La educación formal es la que está reglada, planificada y es intencionada. Esto quiere decir que está regulada por ley, se estructura para seguir un orden y su intención es formar profesionalmente a una persona. Se imparte en nuestras escuelas, institutos y universidades.

Por otro lado, la educación informal es espontánea y se recibe fuera de las instituciones. Es formadora de hábitos, valores y experiencias.

educación financiera

La educación financiera no existe dentro del contexto formal.

Lamentablemente, la educación financiera no forma parte de nuestra educación formal, no se enseña ni en las escuelas ni en las universidades.

Nos preparamos para la vida laboral, para tener carreras profesionales exitosas y para desarrollarnos profesionalmente dentro de una prestigiosa compañía. Nos preparamos para aprender a trabajar para ganar dinero, pero no nos preparamos para aprender a hacer que el dinero trabaje para nosotros y a la hora de recibir nuestros ingresos, fruto de nuestro trabajo y esfuerzo, no sabemos qué hacer con ellos.

Terminamos gastando lo que no tenemos y tomando créditos para sostener un estilo de vida, en lugar de acumular riqueza, administrarla para que crezca e invertirla para que nuestro dinero trabaje para nosotros.

Entonces, si dentro de nuestra educación formal no se imparte una educación financiera, la única vía que nos queda para educarnos financieramente es la informal.

El problema radica en que la gran mayoría de los mortales como tú y como yo no tenemos a alguien que nos enseñe como funciona el dinero.

Nuestros padres nos enseñan a formar hábitos, nos entregan valores y nos ayudan a reforzar lo que hemos aprendido en la escuela, pero en la gran mayoría de los caos nos enseñan poco o nada acerca del dinero.

educación financiera

Una guía rápida para empezar.

Si piensas que necesitas educarte en finanzas, aquí te dejo una guía que te ayudará a comenzar.

Acepta que no sabes.

Inversión, activo, pasivo, interés compuesto, apalancamiento, endeudamiento, crédito, presupuesto, diversificación, ingresos pasivos. Si alguno de estos conceptos los conoces vagamente o simplemente no sabes que son, quiere decir que careces de educación financiera.

El primer paso es aceptar y reconocer que no sabes, y obviamente tener deseos de aprender.

Busca a un mentor.

Después de ser consciente de que no sabes, el siguiente paso es buscar la forma de aprender.

Si tienes la fortuna de contar con alguien dentro de tu círculo de familiares o amigos que te puede ayudar pídele directamente que te enseñe. Si la persona que conoces no pertenece a tu círculo cercano, busca la manera de que se interese en enseñarte, si es necesario trabaja gratis para esa persona.

Ahora, como nos pasará a casi todos, si no conocemos a nadie que pueda ayudarnos debemos ser autodidactas hasta encontrar a nuestro mentor.

La mejor forma para comenzar como autodidactas es la literatura, busca libros sobre finanzas personales y educación financiera. Si la lectura no es tu fuerte, la mejor alternativa para ti son los audiolibros.

Suscríbete a boletines sobre inversiones, busca en Youtube canales que se dedique a las finanzas personales y desarrollo personal, inscríbete en algún curso de contabilidad para no contables.

Haz esto hasta que encuentres a tu mentor, a la persona de la que quieres aprender.

Lo que debes tener claro es que, como con cualquier tipo de educación, debes invertir tiempo, dinero y esfuerzo para lograr tus objetivos.

Cuidado con los vendedores de humo.

Un vendedor de humo es alguien que vende una ilusión, es alguien que trata de convencer con palabras y argumentos carentes de sentido, es alguien que desea demostrar algo que realmente no sabe o no posee.

De estos encontraras por montones durante tu búsqueda de un mentor.

Antes de escoger a tu mentor siempre revisa sus credenciales, chequea en sus redes sociales que piensan y dicen de su trabajo, si sus resultados son demostrables. Básicamente asegúrate de que su reputación sea intachable para que puedas depositar tu confianza en sus métodos, recuerda que invertirás tiempo dinero y esfuerzo.

Mantente humilde y nunca dejes de aprender.

Al igual que con tu formación profesional, una vez que inicies tu educación financiera nunca debes permitir que tu aprendizaje se estanque. Aprende todos los días un término nuevo, cuando termines un libro o audiolibro busca el siguiente, cada vez que tengas la oportunidad asiste a una conferencia o un webinario y siempre pon en práctica todo lo que aprendas.

Para cerrar compartiré contigo un consejo que me dio uno de mis mentores, “Enseña todo lo que sabes, mientras más enseñes más aprenderás”.

Comienza por tu núcleo familiar, así como entregas valores y creas hábitos para tus hijos, asegúrate también de enseñarles todo lo que tu estas aprendiendo acerca del dinero.

Y por sobre todo mantente siempre humilde. Algún día alguien vera en ti a su mentor, cuando eso suceda debes ser consciente de que no tendrás todas las respuestas, eso te motivará a seguir investigando y a seguir aprendiendo. Aquel quien te escogió se merece un mentor tan bueno e incluso mejor que el que tu tuviste.

Te invito a que me digas en los comentarios que te pareció este Goo, y si tienes alguna duda entre todos podremos encontrar una respuesta. Además, si te gusto este Goo y crees que estos pequeños consejos pueden ayudar a alguien no dudes en compartirlo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: