La educación bancaria es la educación que la gran mayaría de la sociedad recibe, y se le da este nombre porque se puede hacer una analogía con un banco, ya que lo único que se proporciona a los alumnos son depósitos (información memorística) que guardan y archivan como en una banca, negándoles a los alumnos el proceso de búsqueda, ya que en esta forma de concebir la educación el profesor será siempre el que sabe y los alumnos los que no saben. Así se anula desde el principio de nuestras vidas la esencia humana, que es ir en búsqueda de, descubrir por nosotros mismos y plantearse preguntas al respecto.

Entonces desde los profesores y sobre todo los que crearon y siguen implementando esta educación bancaria, parten desde una perspectiva poco o nula de humanización, ya que nos ven como una pizarra en blanco, un contenedor que hay que llenar y del que no puede salir nada de lo que se pueda aprender. Así se comienza del presupuesto de que todos somos y seremos ignorantes sin la intervención de un educador que nos vierta todos los contenidos que supuestamente nos hará educados e inteligentes.

alumnos

se anula desde el principio de nuestras vidas la esencia humana, que es ir en búsqueda de, descubrir por nosotros mismos y plantearse preguntas al respecto.

Por lo tanto la educación bancaria es una terrible prohibición a nuestro ser pensante, a nuestra creatividad, y al avance de nuestra sociedad, porque lo que se pretende “es transformar la mentalidad de los oprimidos o alumnos y no la situación que nos oprime”, permitiendo una mejor forma de dominación que va a favor del y para el sistema en que nos encontramos, es por esto que la educación bancaria hace al hombre su contrario, en vez de hacerlo a su favor, dándoles la posibilidad de ser conscientes de lo que nos motiva y como generador de cambios, en vez de tenernos en contra, oprimidos y estáticos ante lo que verdaderamente somos.

Es por esto que se propone una educación problematizadora, ya que cuanto más se problematice a los estudiantes, como seres en el mundo y con el mundo, se sentirán mayormente desafiados, surgiendo la liberación, pero antes se tiene que realizar la superación de la contradicción que existe entre educador y alumno, ambos tienen que crecer juntos, ya que los hombres se educan en comunión a través del diálogo ambos van creciendo en medio de este mundo mediador.

felices

Aunque debo mencionar que en esta experiencia de educación bancaria también me encontré con buenos docentes con los que aprendí mucho, porque ellos eran como una inspiración, por ejemplo mi profesora de biología enseñaba todo como algo sorprendente, ella estaba y se seguía sorprendiendo con todos los organismos vivos de este mundo y su manera de explicarnos nos motivaba y nos abría los ojos de todo lo que era nuestro cuerpo en cuanto a funcionamiento y lo increíble que era la vida. De hecho creo que esa fue la razón por la que la mayoría de mi curso tuviera conocimiento por lo menos de cómo funciona una célula o nuestro cuerpo.

Por esto creo que como desafío para la educación bancaría se podrían partir haciendo pequeños cambios que un mismo docente puede hacer en su sala de clases, ya que un cambio drástico de todo el sistema educativo puede ser muy lento. Así comenzando hacer cambios desde la mentalidad del educador se puede comenzar a hacer cambios, que por una vez empiecen a favorecernos.

Atte Estefa Betancourt F.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: