mi escritorio

La gran diva Edith Piaf. Si, así comienzo, por que si alguien se merece el calificativo de diva, esa es Edith Piaf. Su historia comenzó en París, el 19 de diciembre de 1915, bajo el nombre de Edith Giovanna Gassion, quien desde el mismo día de su natalicio, para bien de todos fue cobijada por la sombra del infortunio, en cuanto a su vida personal se refiere. Hoy no hablaremos de esos infortunios ya que lo que más nos interesa es ella misma tal y como fue creada para el mundo de la interpretación.

Su aventura con la canción comenzó cuando firma un contrato con Polydor y graba su primer disco en 1936, les Mômes de la cloche (los niños de la campana). Este fabuloso tema la convierte en un éxito mediático de forma inmediata, Pero en abril de ese año Louis Leplée es asesinado en su domicilio, y es que por mucho que quiera ha de salir sus infortunios. Esto revela que él formaba parte de los bajos fondos del barrio parisino de Pigalle, lo que precipita a Édith al centro del escándalo y al linchamiento mediático, y la envía nuevamente al lugar de donde vino, la calle y los pequeños cabarets miserables. Pero para nada se achica la gran diva que se revela y rompe con todas las normas de la actualidad de aquellos tiempos, y vuelve a tomar contacto con el compositor Raymond Asso, autor de Mon légionnaire y Le Fanion de la Légion, creadas por Marie Dubas en 1935, que Piaf retoma a inicios de 1937. Asso se convierte en su Pygmalion y amante, y la prepara para ser una cantante profesional del Music-Hall. Ya nadie tenia ninguna duda, ella era, ella fue y ella sera para siempre.

 

 

Edith nació en plena calle debajo de una farola frente al número 72 de la rue de Belleville en París. Hay nacio el gran mito, sencilla como tan grande que fue.

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: