sumergida

Economía sumergida

ECONOMÍA

La ECONOMÍA es la ciencia que estudia la administración de los bienes, principalmente el dinero, incluyendo la manera eficaz de su manejo. Incluye, además, temas como la contabilidad, el sistema bursátil, así como todo lo relacionado a los ingresos y gastos. Este tema es una asignatura muy compleja que merece un estudio y una atención exhaustivos y son muchos los expertos en este campo. Se estudia como carrera universitaria y es la base de un país o estado además del bienestar de la sociedad. Términos relacionados con la Economía son por ejemplo los economistas, las matemáticas, un empleo, el sistema financiero, Hacienda, Impuestos, declaración de la renta… un sinfín de términos que todos conocemos al habernos vistos confrontados en más de una ocasión a lo largo de la vida. En líneas generales y sin haber estudiado la carrera, todos tenemos una idea de lo que es la Economía.

sumergida

ECONOMÍA SUMERGIDA

Lo que últimamente se debate cada vez más es el término de la Economía Sumergida, el debate actual del gobierno para intentar al menos reducirlos hasta, si es que se puede, erradicarlo por completo.

¿Por qué SUMERGIDA? Porque hace referencia a los negocios que se realizan en secreto o en silencio, es decir, bajo manga. Prácticamente, se trata de ingresos no declarados para no pagar los impuestos, por lo tanto no se realizan facturas y no se cobra el IVA. Sumergida, porque no se puede probar ni demostrar, aunque su existencia está latente.

La Economía Sumergida, aunque siempre ha existido, ya que han sido muchos los que han querido ganarse un dinero extra y evitar pagar los impuestos, se acentúa más durante tiempos de crisis económica.

Son muchas las personas que necesitan un empleo, al menos un ingreso regular, se encuentran en capacidad y con ganas de trabajar. No obstante, esto parece ser un lujo hoy en día, porque la falta de empleo se resiste después de casi siete años de crisis. Siguen las empresas reduciendo sus plantillas, cerrando las puertas, dejando de pagar a sus empleados, se sigue sin construir más o nuevo empleo.

Hablamos del efecto dominó. Si una persona no recibe su sueldo o bien porque no le pagan, o bien porque ni siquiera posee un empleo, no puede pagar su alquiler o hipoteca, o las letras de su vehículo. Si el dinero no circula, nadie podrá pagar las facturas. Y no solamente eso, sino que no pueden sufragar ni siquiera los gastos básicos.

Entonces, la Economía Sumergida cobra mayor importancia, puesto que la gente necesita alimentarse y busca los ingresos por todas las vías posibles. Si no hay empleo, se realizan trabajos puntuales y se cobra en el momento por los servicios prestados. Estos ingresos ayudan a sobrevivir en los momentos más difíciles, se tapan huecos, pero no suelen ser suficientes para darse de alta como autónomo, ya que el hacerlo implica cobrar más para pagar la cuota del autónomo, la seguridad social y los impuestos. Pero no hay suficiente dinero para pagar precios exorbitados. O trabajamos para pagar, o nos empleamos para comer. La combinación de ambas cosas parece algo imposible hoy en día.

sumergida

¿Hay una solución posible?

En mi opinión sí la hay, pero no consiste precisamente en encontrar y destapar a aquellas personas envueltas en la economía sumergida para multarlas, porque sería igual a ahorcarlas. Al contrario, hay que ofrecer más ayudas a las personas cualificadas para trabajar de autónomo, crear más empresas, empleos, puestos de trabajo y facilitar la circulación del dinero. No se puede gastar un dinero que no se tiene, hay que buscarlo de alguna forma.

El mundo laboral está cambiando y tenemos dos opciones:

a) O bien cambiamos nuestra mentalidad y costumbres abriéndonos a estos cambios que se están produciendo o

b) Nos quedamos estancados en la pobreza sumidos en la depresión económica.

El mercado laboral necesita un cambio y debemos adaptarnos a las nuevas tendencias y corrientes. Las leyes laborales que servían hasta hace poco, deben ser adaptadas a dichas tendencias y corrientes, en lugar de limitarse a perseguir a aquellos que simplemente intentan sobrevivir de la única o mejor manera que pueden.

Todo aquello que se sumerge, volverá a salir a flote. Llegó el momento de replantearnos el mercado laboral e introducir cambios que nos ayuden a salir de esta crisis económica y obtener un empleo estable. Para ello hay que realizar un análisis y cada uno debe poner de su parte para invertir en el futuro.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: