En Perú de este año dosmil once, en víspera de la nueva administración a partir del 28 de Julio, se pueden observar entre otras muchas cosas, lo que se puede reseñar de la siguiente manera.

Por el lado de los que desarrollan la economía, finanzas y conexas actividades, se percibe un deseo, de repente un capricho de mezclar sus labores propias con lo relativo a la política.

Les ha picado el "bichito de la política" como dirían algunos comentaristas.

Evidentemente el aliento viene de parte de quienes han resultado perdedores en la disputa presidencial del 5 de Junio pasado.

Por supuesto hay quienes han centrado su trabajo y tratan de recuperar prestigio, credibilidad y mantener o aumentar su preencia en la economía del país.

En momentos que la situación no está muy buena ,buena quizás o de repente de regular para abajo, tomando en cuenta lo que sucede en otras latitudes, lo cuerdo es centrarnos cada uno en su fuerte, o mejor dicho , "zapatero a tus zapatos".

Por su parte los políticos saben que en la época de las vacas flacas, más hay de hueso que de carne.

Aunque algunos políticos piensen que el erario nacional dá para muchas buenas cosas lo cierto y real que si piensan en el mediano y largo plazo, van a tener que tomar decisiones para hacer realidad aquello de Economía Nacional , basada en los sectores productivos que le dieron respaldo a la fórmula ganadora en esta oportunidad.

Si se mantiene esas ideas de que "la economía es mi fuerte y me dedico a lo mío" se puede tener como resultado que empresarios,trabajadores y población en general lleven adelante sus metas y logren metas satisfactorias.

Por su parte si los gobernantes alcanzan la categoría de Estadistas pueden conseguir por lo menos sentar las bases de un Perú Nuevo,fuerte,respetado y repetable, con la participación, trabajo diario y continuado de quienes votaron para ellos y que tienen que ser conscientes  que quienes quieren celeste tienen que dar lo suyo y costarle lo que tanto necesitan.

Se abre un abanico de posibilidades, o de repente una confrontación entre quienes abandonando la economía se dedican a la política por capricho, vanidades o malos consejos,  y  en abierta pugna contra quienes siendo políticos se dedican a todo menos a gobernar y a abrir nuevos horizontes, resolver problemas, buscar apoyos,etc.

Lo que se percibe es que el Perú al igual que todos los pueblos  vive momentos especiales, que se van desarrollando día a día y que requiere de observación,estudio,decisiones y tareas así como evaluaciones permanentes.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: