Con la economía circular, los productos son más duraderos e innovadores y generan mejoras en los ciclos de la vida.

Economía Circular y los Recursos Naturales

La Economía Circular conserva los recursos naturales y es un requisito previo para lograr nuestros objetivos climáticos y detener la pérdida de biodiversidad. La mitad de todas las emisiones de gases de efecto invernadero y más del 90% de la pérdida de biodiversidad y el estrés hídrico se deben a la extracción y procesamiento de recursos.

El rápido aumento del consumo mundial de Recursos Naturales y la cantidad resultante de desechos se encuentran entre los mayores desafíos del siglo XXI. Los recursos naturales de la tierra son cada vez más escasos, lo que afecta tanto a las Materias Primas como a la capacidad de la tierra para absorber los productos de desecho de la vida humana.

¿Cómo reducir el consumo de Recursos Naturales y reciclar los residuos?

Encontrar la forma más sensata de lograrlo, se ha vuelto significativamente muy relevante. El tema, cada vez está más presente en el debate social y político de los últimos años, produciendo un amplio abanico de posibles soluciones. Uno de los cuales, es el concepto de Economía Circular; que ahora se puede encontrar en numerosas estrategias nacionales, regionales e internacionales.

¿Cómo funciona una Economía Circular?

La Economía Circular tiene como objetivo garantizar que las Materias Primas se reutilicen y reciclen dentro de un ciclo y que apenas se generen residuos. De esta manera se diferencia del sistema económico actual, que se organiza según el llamado principio de flujo de “tomar, fabricar, consumir y disponer".

La Economía Circular es un modo de producción y consumo, en el que los materiales y productos existentes se comparten, arriendan, reutilizan, reparán, renuevan y reciclarán durante el mayor  tiempo posible; extendiendose de esta  el manera, el ciclo de vida de los mismos. 

En la práctica, la Economía Circular significa mantener los residuos al mínimo. Los recursos y materiales permanecen en la economía el mayor tiempo posible; pudiendose utilizar de forma eficaz una y otra vez para seguir generando valor agregado.

La economía circular, reduce las  emisiones de gases de efecto invernadero y la sobre explotación de Recursos naturales.

Para lograr este objetivo, el concepto de Economía Circular comienza con el diseño inteligente de productos y materiales y abarca todo el ciclo de vida de los bienes y servicios. Como resultado, un producto debe reciclarse lo más completamente posible hasta el final de su ciclo de vida, y las materias primas que contiene deben recuperarse.

¿Cuáles son los beneficios de la Economía Circular?

La Economía Circular no solo puede reducir en gran medida la carga ambiental, sino que también puede generar beneficios económicos. Hasta cierto punto, se pueden hacer circular materias primas valiosas y las empresas reducirán su dependencia de las importaciones de Materias Primas cada vez más caras y con frecuentes fluctuaciones.

Nuevos modelos de negocios, productos, servicios y trabajos son creados para armonizar con el modelo de Economía Circular. Los consumidores ya no son compradores, sino usuarios, y los bienes se alquilan, se comparten o se revenden.

El éxito de la Economía Circular, requiere la participación de todos los actores, la información, educación, y la estrecha cooperación entre la política, la ciencia, las empresas y la sociedad civil serán factores importantes para una transformación exitosa. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: