Eclampsia

 

ECLAMPSIA

Pre-eclampsia y Eclampsia


ECLAMPSIA: es una de las complicaciones que se puede dar durante el embarazo y el final puede ser trágico si no se detecta a tiempo para tratarlo. Se trata de un aumento de la presión sanguínea (Hipertensión) que provoca fuertes dolores de cabeza que no se quitan con ningún analgésico y pueden convertirse en convulsiones de la gestante. La Eclampsia suele darse entre las últimas veinticuatro horas desde que se inicia el parto, hasta pocas horas después. Las consecuencias son graves, ya que puede dar lugar a convulsiones, estado de coma de la parturienta e, incluso, conducir a la muerte tanto de la madre como del bebé a punto de nacer. Sin embargo, se suele detectar en el estado previo de la pre-eclampsia.

PREECLAMPSIA: es el inicio de lo que podría convertirse en una eclampsia. Si aparece, suele hacer su acto de presencia después de la semana veinte. Entre los posibles síntomas de una pre-eclampsia se cuentan los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Vómitos no relacionados con el malestar matutino del primer trimestre
  • Hipertensión arterial
  • Dolor al lado derecho de la zona del estómago
  • Hinchazón alrededor de los ojos y de las manos
  • Visión reducida, con manchas y/o borrosa
  • Falta de aire, dificultad respiratoria

Se trata de una posible complicación durante el embarazo que no se puede prever ni prevenir y es una realidad hoy en día que lleva a muchas muertes inesperadas.

 

Eclampsia

 

Debido a los altos riesgo que conllevan la pre-eclampsia y la eclampsia, es de gran importancia acudir a los controles regulares del especialista (ginecólogo y obstetra) a lo largo de toda la gestación. Gracias a los controles, se puede detectar cualquier anomalía durante el embarazo y frenar cualquier mal mayor desde el inicio.

Aunque se desconoce la causa exacta del origen de un (pre-)eclampsia, se sabe ya que hay ciertos factores que pueden influir en su posible aparición. Éstos son:

- Problemas auto inmunitarios

- Problemas vasculares

- La dieta

- Los genes

 

Además, hay otros riesgos que pueden influir y a los que hay que estar atento y son los siguientes:

- Si se trata de un primer embarazo

- Los embarazos múltiples (gemelos o mellizos)

- Antecedentes propios o familiares

- Obesidad de la gestante

- Si la gestante es mayor de 35 años

- Si hubieran antecedentes de diabetes, hipertensión o enfermedad renal.

Ante cualquier duda o síntoma, conviene consultar los cambios con el médico para que, si lo ve conveniente, realice algunas pruebas que descarten una posible pre-eclampsia.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: