MELOCOTÓN

EL DURAZNO - EL MELOCOTÓN - FRUTAS DE VERANO

Nació en China hace 3.000 años y es de la misma familia de las ciruelas. Su piel aterciopelada y su exquisito sabor convierten al durazno conocido cientificamente como Prunus persica en un símbolo de inmortalidad en varias culturas asiáticas. Hoy, además de la propia China, en España o en países como Estados unidos, Grecia o Francia también lo producen en zonas templadas, por lo general las más fértiles para la siembra. Según las distintas variedades, el color de la piel de esta fruta oscila entre el amarillo y el rojo oscuro, con distintos grados en la consistencia y el grado de dulzor y jugosidad de su pulpa.

Su intenso color denota la presencia de abundantes carotenos, precursores de la vitamina A. El melocotón también es una fruta rica en vitamina B1, B2, B6 y C y aporta minerales como potasio, fósforo y magnesio. En conjunto, esto signiica que su consumo mejora el crecimiento de los huesos y tejidos, atenúa los síntomas de la artritis, protege la visión, mejora el aspecto del pelo  las uñas y fortalece el sistema nervioso e inmunológico.

Por su parte de fibra y sus propiedades laxantes, el melocotón combate el estreñimiento, ayuda a regular el  colesterol y colabora en la prevensión de trastornos cardiovasculares. Además, sus atributos antioxidantes favorecen  la buena salud de la piel y previenen la anemia. A pesar de su distintivo dulzor, el durazno esta considerado como una fruta baja en azúcares, lo cual le permite participar en regímenes alimenticios para perder peso y en la dieta de personas diabéticas.

Como postre, es muy popular su consumo en almíbar; duaraznos cocidos  bañados en almíbar, muchas veces con helado. Esta fruta figura con frecuencia en ensaladas, tartaleras, yogures, mermeladas, salsas, licores, jugos y helados.

También hay quien la sirve como complemento de embutidos, aves y carnes en recetas que la aprovechan como toque contrastante para platos salados.

Al seleccionarlos, siempe deben escogerse aquellos qee no estén demasiado verdes ni muy maduros. Estas frutas no deben tener abolladuras ni manchas marrones. Si aún no están maduras, deben almancenarse a temperatura ambiente hasta que estén a término; si  ya alcanzaron su punto, se guaran en la heladera sn apilarse.

En la belleza, el durazno también tiene sus adeptos. No sólo los perfumistas lo usan por su delicado aroma; por sus bondades regeneradoras, también es un ingrediente ideal para cremas y mascarillas casreas que reducen la resequedad y suavizan la piel

 EL DURAZNO - EL MELOCOTÓN - FRUTAS DE VERANO

PARTIDO

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: