La trayectoria de la duquesa de Medina Sidonia es un tanto complicada ya que esta mujer de aspecto frágil y gran carácter, protagonizó varios episodios que la llevaron a vivir varias vidas diferentes. Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, nació en Estoríl el 21 de agosto de 1936 y murió en medio de gran polémica familiar por su legado en Sanlúcar de Barrameda el 7 de marzo de 2008.  Ha sido de familia aristócrata, escritora, activista, historiadora española y conocida como "la duquesa roja". Sus ideales republicanos la convirtieron en una noble atípica por su oposición al régimen franquísta por la cual sufrió cárcel y exílio.

 

fotografia

Como escritora, publicó varios libros pero como historiadora su obra fue muy polémica y criticada. Su primer matrimonio fue en 1955 con José Leóncio González de Gregório y Martí, hijo de los condes de la Puebla de Valverde y de esta unión nacieron sus tres hijos,  Leóncio Alonso, María del Pilar Letícia y Gabriel Ernésto. A raíz del accidente nuclear de Palomares, donde Estados Unidos perdió un avión con armas nucleares, participó en una manifestación en defensa de los agricultores que exigían indemnización por las tierras contaminadas (Manuel Fraga se bañaría en dichas aguas para demostrar lo indemostrable) y fue detenida y encarcelada durante ocho meses. Más tarde el tribunal de Orden Público emitio otra sentencia condenatoria por su libro "La Huelga" pero ella se exilió a Francia para no ser detenida.

 

fotografia

Tras la muerte del dictador Francisco Franco debido a la amnistía regresó a España y se estableció en Sanlúcar donde permaneció hasta su muerte. Pasó por la primera fase de aristócrata por su matrimonio que duro poco, ya cuando nació su tercer hijo ya estaba separada y fue cuando se lanzó a la lucha antifranquísta. Demostró muy poco instinto maternal y sus actividades la apartaron aún más de la familia. Las relaciones con sus hijos fueron siempre distantes pero aún asistió a la boda de su hijo mayor en 1982, donde conoció a Liliane Dahlman, testigo por parte de la novia. Este día empezó una relación que perjudicaría mucho a los hijos.

 

fotografia

La duquesa recopiló todo el archivo que estaba en un guardamuebles de Madrid, lo trasladó al palacio de los Gúzman, los catalogó y se convirtió en su guardiana. Consciente la Junta de Andalucía de la importancia del archivo de Medina Sidonia otorgó varias cantidades para la onservación y mantenimiento del mismo así como otros organismos colaboraron económicamente. La duquesa creó más tarde la Fundación Casa Medina Sidonia. Liliane ocupaba el puesto de secretaria, y más tarde cuando se cambiaron los estatutos de la fundación pasó a ser la nueva presidenta.

 

fotografia

fotografia

Tras veinte años de relación, el 7 de marzo de 2008 contrajo matrimonio "in artículo mortis" con su secretaria y conpañera Liliane, once horas más tarde falleció a causa del cáncer que padecía. Su cadáver fue incinerado y las cenizas esparcidas por los jardines del palacio de Medina Sidonia sin consultar con los hijos. En el palacio de los Guzmán, la residencia histórica de los Medina Sidonia, el ducado más antiguo de España que fue concedido en 1445, vive Liliane, nacida en Alemania y criada en Barcelona, que fue compañera, secretaria y el gran amor de "la duquesa roja". El matrimonio que se celebró en secreto 11 horas antes de expirar la duquesa, lo que sellaba la relación y aseguraba de cara a los hijo la posiciñon de Liliane como duquesa viuda de Medina Sidonia y presidenta de la Fundación de la Casa de Medina Sidonia creada en 1.990.

 

fotografia

"La duquesa roja" ideó todo el procedimiento legal necesario para dejar fuera a los hijos de los bienes transmitidos de generación en generación desde el siglo XIII. ni el palacio de Salúcar, declarado histórico artístico, ni mobiliario, tapíces, valiosas colecciones de arte y el fabuloso archivo que contiene seis millones de documentos, nada les pertenece. Pertenece a la fundación. Ahora los hijos están inmersos en la batalla de reclamar el 50% de  la herencia legítima que les corresponde. Las instituciones ven con escepticísmo la batalla difícil que se presenta u que puede durar muchos años ya que la duquesa lo dejo todo bien atado. "Estamos satisfechos el funcionamiento del archivo, que es de enorme importancia" por lo que las autoridades se posesionan de parte de la heredera.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: