Duermen con su enemigo

Cuando el violador es la propia pareja

La violación es un delito, en cualquier situación eso incluye a cuando se produce dentro del noviazgo o en el matrimonio.  Es un atropello a la dignidad de las personas, que produce muchas consecuencias en la víctima. 

La violación no distingue razas, religión, sexo, edad o nacionalidad.

Aunque, las más propensas a ser violadas son las mujeres. Aunque resulte parádojico las que más expuestas están a ser violadas son las mujeres casadas, o aquellas que mantienen una relación estable de pareja. Ya que muchos hombres todavía piensan que ellos son los dueños y que pueden hacer todo lo que desean. 

La violación dentro del matrimonio

Cuando la violación ocurre dentro del noviazgo o matrimonio, se le pueden dar diferentes lecturas:

Están los que piensan que el hombre tiene todo el derecho a someter a su pareja.

Algunos dicen que si ella no lo cuenta o no lo denuncia, es porque lo considera como algo normal y por tanto lo permite. 

Hay que entender que toda relación sexual que se realiza en contra de la otra persona es una agresión. Cualquier acto que se pretende hacer mediante el uso de la fuerza y la violencia atenta contra la voluntad de las personas, nadie puede obligar al otro a hacer algo en contra de su voluntad. 

Duermen con su enemigo

El ser humano no ha evolucionado tanto como se pensaba, más bien ha hecho lo contrario ha involucionado. Todavía hay quien piensa que las relaciones sexuales, durante el noviazgo o el matrimonio son obligatorias. Nada más lejos de la realidad, sí son una parte importante de la relación, pero nunca se pueden hacer a la fuerza y por imposición. 

El problema surge cuando la mujer quiere denunciar, ya que tiene miedo de que si lo denuncia, él pueda tomar represalias contra ella. 

También se presenta otro problema y es el de la credibilidad, puesto que demostrar una violación dentro de la pareja es mucho más complicado. 

A lo que hay que añadir que en la mayoría de juicios los encargados de impartir justicia son los hombres, por lo que se  se convierte en un impedimento más para denunciar. 


 

 

 

 

Duermen con su enemigo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: