Tanto la ducha como la bañera cuentan actualmente con sistemas de hidromasajes: la ducha se convierte en un rociador de agua donde se puede controlar su caudal y temperatura y, la bañera se elige de gran tamaño, exenta y con sistemas de hidroterapia.

La Ducha cada día más completa

  • Cabina y columna. La primera ducha consta de un armazón con plato y mampara prefabricados que puede incorporar, además de las funciones básicas, otras como hidromasaje, sauna, ducha escocesa... y accesorios como radio o teléfono. Las tienes desde 80 cm de lado, cuadradas, redondas, angulares... Otra opción es la ducha de columna: un panel de metacrilato, acero o cristal, con grifería y jets, que puedes instalar en un plato prefabricado o en una ducha de obra.
  • Plato de ducha. Puedes optar por uno prefabricado o encargarlo a la medida. Los tradicionales son acrílicos o de porcelana y deben tener 70 cm de lado como mínimo. Actualmente los tienes de más de 160 cm de largo. También las formas varían muchísimo: rectangulares, semicirculares, hexagonales... Los de obra pueden hacerse a medida y con distintos materiales. Los más indicados por su resistencia a la humedad son el gres y el gresite, muy económicos, o el mármol, más caro.
  • La grifería. Estilizados o clásicos, los últimos diseños permiten disponer de una gran alcachofa (con rociadores, salida de agua en cascada...) en el techo y un flexo móvil. Las termostáticas y con limitador de caudal permiten un ahorro considerable de agua y energía.

Bañeras pensadas para disfrutar

  • Tipos de bañeras. Hoy día la oferta en bañeras es muy amplia y se adaptan a todo tipo de espacios. El modelo más habitual de bañera mide entre 170 y 185 cm de largo, aunque cada vez tienen más protagonismo las redondas, angulares, las exentas inspiradas en modelos clásicos, o las tipo piscina, que necesitan un espacio mínimo de 150 x 200 cm. Pueden ser de porcelana, hierro fundido o acero, aunque la mayoría son acrílicas, más ligeras y fáciles de limpiar.
  • Con hidromasaje. Las bañeras fabricadas en metacrilato, hierro fundido o fibra de vidrio, incorporan diferentes boquillas por las que se propulsa agua y aire a presión. El modelo más completo de bañera cuenta con un panel digital para programar el tipo de masaje. Al instalarla se deben tener en cuenta algunos requisitos, como dejar una distancia de 3 cm entre la bañera y la pared para evitar vibraciones y prever un acceso para posibles reparaciones.
  • Grifería. Las últimas tendencias apuestan por las termostáticas, que gradúan el agua a la temperatura deseada, y las ecológicas, con dispositivos de reducción de caudal. En cuanto al diseño, tienes modelos integrables, empotrados en la pared, exentos, con salida en cascada, de corte clásico o estilizado.

Si el espacio del cuarto de baño te lo permite es muy sugerente hacer para tu hogar una ducha de obra junto a la bañera.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: