Cómo Ayudar a un Drogadicto. Aprende a comunicarte con el drogadicto, tu amigo, tu familiar y ayúdalo.

Drogadicto: Persona con adicción a las drogas. Ver sufrir a un ser querido, amigo o familiar, puede llegar a ser muy frustrante. Quizás hasta su propio problema es uno de los causantes del daño en la relación que hay entre ustedes dos. Sin embargo, es ahora más que nunca, cuando esa persona te necesita. El problema radica en ¿cómo hacer para ayudar a un drogadicto si no se deja ayudar? Un drogadicto está pasando por una situación muy peculiar: se está haciendo daño a sí mismo mental y físicamente, así como a los que le rodean. ¿Porqué lo hace? Realmente el adicto lo que aparenta ser como un intento de alejar a los demás, es un grito desesperado de "por favor ayúdame, pero no me juzques". Entonces ¿Cómo ayudar a un drogadicto?

Y es que es ahí justamente donde radica el problema: el ser humano no ha aprendido a comunicarse y concetrar sus emociones y razones en lugares separados. Siendo drogadicto, la adicción suma obstáculos a la comunicación. Nos vemos involucrados en más de un desacuerdo entre la razón y el emoción. Hay que aprender a dividirlos para realmente ayudar al drogadicto. Para empezar, ese ser querido sabe que su adicción le está haciendo daño. Sin embargo, reconocerlo ante el mundo para el drogadicto, significa perder. ¿Cómo entonces le dejamos en claro que perder y reconocer el daño por el cual se está pasando no son la misma cosa? El primer paso: no juzgues. 

Como persona aledaña a la situación, te verás tentado a decirle al drogadicto que está mal. Sin embargo, ponte en sus zapatos: ¿cómo te sientes cuando alguien te dice que estás mal? La naturaleza humana automáticamente levanta muros de defensa en donde no importa el razonamiento, ni nada más, simplemente no dejaré que mi orgullo se vea comprometido por lo que digan los demás. Entonces, ¿cuál es la respuesta para dejar las drogas?

Ser honesto, no juzgar, y escuchar. El drogadicto quiere ser escuchado. Decirle simplemente: "estoy aquí para ti, no importa por lo que hayas pasado, por lo que pienses de mi o de los demás, lo importante para mi es lo que está dentro de tu cabeza. Estoy aquí para escucharte." No esperes una respuesta inmediata. Puede ser que sólo hayas abierto la puerta a la comunicación y todavía no pase nada. Sin embargo, eso es precisamente lo importante, que ya abriste una puerta a la comunicación. Eventualmente, si refuerzas este mensaje mirándole a los ojos, poco a poco esta persona se irá desahogando contigo. Cuando tengas la suficiente información del porqué se siente así, le podrás entonces ofrecer ideas para resolver las cosas, como por ejemplo, buscar ayuda y terapia profesional para dejar las drogas. 

Ayudar a un drogadicto, no es cosa de un día, es un proceso continuo. Si realmente te interesa esa persona, entonces lucharás junto a ella hasta que se recupere en un centro de rehabilitación, con profesionales, o simplemente con tu ayuda. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: