Dragon chino

En ocasiones veo un “CHINO”… me refiero a: restaurantes chinos. Vaya en coche, a pie, en autobús…siempre hay varios durante el trayecto. Yo imagino que no soy la única a la que le pasa eso. Esa es una de las causas por las que me fascina cuando nos juntamos varios y, en una explosión jovial de hacer algo innovador, ¡decidimos ir a comer en grupo!. Siempre uno, tras la propuesta, levanta la voz diciendo: -¡a un chino, que no hay pelas!- (pelas es el equivalente a las pesetas con las que los viejóvenes nos comprábamos los Peta Zetas, no preguntéis). Llegado ese momento NADIE sabe dónde hay un restaurante chino, y si lo sabe dirá que nunca ha comido allí, así que no garantiza que la comida esté “buena”.

Algo así nos pasó el otro día a mi queridísimo y a mí, fuimos a un chino en el que nadie había comido y cuando alguien dijo que estaba la comida buena…resulta que habían estado en el chino como tres veces ya. Pusimos cara de todo es guay y nos ha dado el punto de grabar restaurantes para pasar el rato y, ya en casa nos dedicamos al critiqueo, sobre todo de la jodía camarera usurera de la sal y de la hucha de uno de los comensales, la cual me deslumbró hasta momentos antes de llegar mi flan, (menos mal que se fue) para evitarme comparaciones “no deseadas”.

Ahí queda para la posteridad y recomendamos, como siempre, el lado del ventanal. ¡Qué no os sienten donde ellos quieran!

Así que ya sabeis, en Pozuelo de Alarcón, Dragon chino, que estaba rico el arroz tres delicias, y como podeis ver en el vídeo sale barato comer con el menú del día.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: