Gary Shore se inicia en la dirección cinematográfica de la mano de uno de los personajes más famosos y terroríficos del cine y la literatura: Drácula. ¿Y bien? ¿Consigue hacer una digna obra de un personaje tan carismático? ¿Consigue que quieras saber más sobre la historia de Drácula? Mi respuesta es NO. No a todas esas cosas.

 

la leyenda

Drácula, la leyenda jamás contada está inspirada en la historia de Vlad el Empalador, personaje que sirvió de inspiración a Bram Stoker para escribir su magnífica novela. La película narra exactamente la manera en la que Vlad, príncipe de Rumanía, acaba convirtiéndose en Drácula, sus razones y las consecuencias que ello tendrá en su pueblo y sus gentes.

Aunque la historia puede parecer interesante a priori, se vuelve lenta y convencional. El guión no está bien artículado, el ritmo se hace lento en muchos momentos, la historia sabes como va a terminar desde los cinco minutos, no te crea tensión ni interés. Al final solo te quedas con la sensación de que no quieres a ese Drácula en la historia. Los actores están correctos, pero no brillan. Ni siquiera el guapísimo Luke Evans consigue destacar, aunque no puede decirse que esté mal en su papel.

Luke Drácula

Quizá Gary Shore ha sido demasiado osado al enfrentarse a un personaje así en su primera incursión cinematográfica o simplemente los fallos venían de la concepción de la historia, pero no es la película que Drácula merece. No malgastes tu dinero, hay mejores películas que ver en este momento en el cine.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: