Dos amenazas potenciales, cáncer de mamas y próstata

Existen en la vida de los seres humanos, dos amenazas potenciales para los dos géneros; femenino y masculino. La mujer, normalmente siempre se encuentra bajo la amenaza del cáncer de mama, que en los últimos tiempos se ha convertido en su talón de Aquiles y que le inducen un temor que raya no pocas veces en pánico.

Por su parte, los hombres tienen sobre sus cabezas, la amenaza del cáncer de la próstata, su espada de Damocles. Ha habido avances notables para el combate de estas dos enfermedades, que tienen visos de epidemia en muchas partes del mundo. Se suceden trabajos en universidades e institutos de investigación privados y público a tiempo completo, para la prevención y tratamiento de ambas enfermedades, que producen decenas de miles de víctimas mortales a nivel mundial.

Resultado de recientes investigaciones: según el último estudio de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur (EE.UU), tomar suplementos de vitamina D, podría retrasar e incluso revertir el avance de los tumores de próstata menos agresivos o de bajo grado. Sin la necesidad de cirugía o radiación.

cáncer de mama

Tumores agresivos

Los tumores considerados agresivos, requieren de extirpación quirúrgica de la glándula de la próstata o de tratamiento de radioterapia. Los menos agresivos suelen mantenerse en “vigilancia activa” mediante biopsias anuales para ver si ha avanzado o no el cáncer y actuar en consecuencia. No obstante esto, esta incertidumbre respecto a lo que podría pasar genera un entorno de ansiedad malsana que conduce a muchos hombres a someterse a una prostatectomía electiva (La prostatectomía es la intervención quirúrgica para extraer la totalidad o parte de la glándula prostática) (próstata).

En la investigación participaron 37 hombres que querían someterse a prostatectomía electiva. A todos ellos se les suministró aleatoriamente el tratamiento de 4000 U (100mg), de vitamina D por día o un placebo. Pasados 60 días se extrajeron las glándulas de la próstata de todos ellos y se sometieron a examen.

 

Los resultados preliminares revelaron que muchos de los hombres que recibieron vitamina D mostraron mejoría en sus tumores de próstata, mientras que los tumores en el grupo que había tomado el placebo se quedaron igual o empeoraron. Por si esto fuera poco, la vitamina D, provocó cambios drásticos en los niveles expresión de muchos lípidos y proteínas de la célula, en particular los que participan en la inflamación.

“No sabemos todavía si la vitamina D trata o previene el cáncer de próstata. Como mínimo, lo que puede hacer es evitar que los cánceres de próstata de bajo grado se disparen”, explica Bruce Hollis líder del estudio.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: