Dormir sueño insomnio

DORMIR bien es esencial para desempeñarnos física y mentalmente mejor al día siguiente, e inclusive, dormir apropiadamente nos ayuda a disfrutar de las cosas espirituales de la vida, a sentirnos plenos, a trabajar efectivamente y a gozar de nuestra vida en pareja.

Debes reconocer que dormir es una necesidad básica y no algo de lo que puedes abusar sin medida. Estudios recientes comprueban que podemos morir más fácilmente por falta de sueño que por hambre. Por lo que a continuación, te presento algunas de las causas que pueden provocarte INSOMNIO y cómo puedes combatirlas:

Preocupaciones laborales: es una de las principales causas del insomnio, ya que pueden elevar altamente tus niveles de estrés mental y emocional.

Solución: practica técnicas de relajación. Una de ellas consiste en acostarte y tensar tus músculos, comenzando desde tus pies, luego tus rodillas, hasta tus muslos. Mientras lo haces debes concentrarte en la tensión que sientes en cada grupo de músculos a medida que vas ascendiendo. Esta técnica de tensión y relajación deberás realizarla de 5 a 10 minutos (pero sin estar al pendiente de ello, sólo déjate llevar).

Distractores al dormir: ver películas de terror, escuchar música muy fuerte, jugar videojuegos y tener jornadas laborales variadas pueden ser causas de insomnio.

Solución: saca de tu cuarto cualquier distractor o aparato eléctrico innecesario (el televisor entra en esta categoría). Usa tu cuarto exclusivamente para dormir y pon música relajante para ayudarte a conciliar el sueño. Una buena opción puede ser el sonido de corrientes de agua o cualquier sonido monótono y agradable (cuida de no ponerlo muy fuerte).

De luto o rompimiento: Si la causa de tu insomnio es la reciente ruptura con tu pareja o el dolor ocasionado por la muerte de un ser amado, los expertos recomiendan la siguiente solución.

Solución: Cambia de escenario, es decir, una solución rápida que puede ayudarte a conciliar el sueño puede ser cambiarte de cuarto al dormir. Pero debes entender que la solución a largo plazo sólo te la dará el tiempo y si es necesario que asistas con un especialista, hazlo. Procura dejar de pensar en ello y dedícate a descansar.

Ejercicio: el ejercicio poco antes de dormir puede ser perjudicial para tu sueño, esto debido a que con el ejercicio produces Cortisol, el cual favorece al insomnio.

Solución: encuentra la forma de cambiar tu itinerario para hacer ejercicio, los horarios entre la 1 o 3 de la tarde son los ideales, aunque también puedes hacerlo por la mañana. 30 minutos antes de acostarte relájate con un baño de agua tibia, esto te ayudará a dormir más rápidamente y entrar en un sueño más profundo.

Estómago bailador: las salsas y especias en la comida (principalmente el chile), el café, hongos o tortillas poco antes de acostarte pueden impedir tu sueño.

Solución: el mejor aperitivo antes de ir a dormir es un vaso de leche con un plátano (gracias al triptófano), los cuales son excelentes armas contra el insomnio.

Bebidas de rápida evacuación: la cerveza, el café, el refresco de cola o las bebidas deportivas pueden interrumpir tu sueño haciendo que te levantes en la noche, ya que son diuréticos. Por su parte, el alcohol eleva tu riesgo de sufrir acidez y reflujo.

Solución: por raro que parezca, puedes comer galletas antes de ir a dormir para amortiguar tu hambre. Para el reflujo toma un antiácido y al acostarte usa un par de almohadas extra.

El subconsciente: si lo que te mantiene despierto eres tu mismo, debes analizar si padeces apnea (la causa más común de insomnio en los adultos), la cual consiste en que tu garganta se cierra durante el sueño, a lo que tu cerebro responde despertándote con tos o con una bocanada de aire. Otro padecimiento es el de “patear a media noche”, en la cual nuestras piernas se estiran por tensión.

Solución: elimina los ronquidos o estos padecimientos asistiendo con un especialista. Perder peso puede ayudarte, o bien, puedes asistir a un centro para el sueño. Un ventilador al pie de la cama para mantener frescas las piernas, aunado a un masaje, puede ayudar a controlar el padecimiento de “patear a media noche”. También toma vitamina E, ácido fólico o suplementos de magnesio.

Otros consejos para ayudarte a dormir:

  • Procura acostarte en una habitación ventilada o fresca.
  • Te relaciones sexuales: estudios confirman que la actividad sexual puede ayudar a conciliar el sueño y reducir calorías.
  • Intenta no dormir: resulta que mientras más buscamos el sueño, menos lo encontramos. Por lo que intentar mantenerte despierto puede disminuir la ansiedad y ayudarte a conciliar el sueño sin que te des cuenta. Acuéstate sin la intensión de dormir, sino de relajarte y disfrutar de la sensación que la cama te da. Estírate, busca una posición cómoda y siente la textura de la sábana.
  • Compra medicina natural o tés para ayudarte a dormir. Las hiervas como la tila, pasiflora y valeriana sirven para esta función y no causan dependencia.
  • Pon un poco de lavanda en tu almohada para ayudarte a combatir el insomnio.
  • Concéntrate en tu respiración y deja que tu ritmo cardiaco disminuya hasta que puedas dormir.
  • Imagina un lugar pacífico, o bien, enfócate en una imagen de tu agrado.

Dormir es esencial para tener una buena calidad de vida. Estos consejos te ayudarán a conciliar el sueño más rápido y a despedirte del insomnio.

Bibliografía:

Gill, L. y Kemp R. (2006). ¿Qué te mantiene despierto? Men’s Health. Pp. 106-107.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: