Dormir bien es calidad de vida. Cuando descansas bien, se nota positivamente. En cambio, si no lo hacemos, estamos irascibles, de mal humor y con dolores corporales. Según un estudio realizado sobre el sueño, un tercio de las personas encuestadas declaraban tener problemas de sueño. Los expertos dicen que en periodo de un año necesitaríamos un mes más de sueño según nuestras necesidades.

¿Por qué? Este déficit puede tener consecuencias graves en la salud (problemas cardiovasculares, diabetes, obesidad) además de afecciones psíquicas (ansiedad, depresión). ¡Tienes que dejar de acostarte a las mil! Si descansas las 8 horas recomendadas de sueño diario notarás la diferencia.

¿Cómo? Pregúntale a tu médico si alguno de los tratamientos que sigues pudiera interferir en el sueño (a base de esteroides, estimulantes respiratorios…). Intenta adoptar un ritmo regular y toma infusiones que ayuden a conciliar el sueño. Y si ves que no lo conseguirás sola, no dudes en probar la hipnosis, la acupuntura o la sofrología.

Un consejo: Cambia de colchón: la vida de un colchón no debe superar los 10 años. Y si éste es de mala calidad, afectará a nuestro sueño.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: