Doramas coreanos son miniseries televisivas con cierto parecido a lo que llamamos telenovelas o teleseries. También los hay de corte histórico. Es parte de lo que se llama la "ola coreana",  un impacto cultural asiático en distintas partes de la orbe. En latinoamérica, y mucho en Chile, se nota  la influencia de esa parte de oriente: los doramas, la música (principalmente grupos juveniles), vestimenta, incluso el aprendizaje del idioma coreano: hangul, etc. están enriqueciendo y fusionando nuestra cultura.

        Cómo llegué a los doramas coreanos

         Soy una mujer de mediana edad, que en una época gustaba de ver teleseries, especialmente las chilenas y las brasileñas. Pero poco a poco empecé a notar que la moral resaltada no correspondía a los patrones que mis padres me habían entregado; entonces  la selección de la teleserie a ver empezó a estar determinada por la temática y los valores promovidos. Con los años, la competición por el  rating fue barriendo con todo tipo de decencia - a mi modo de ver- así es que como a un vampiro, decidí "hacer la cruz" a las telenovelas chilenas, con muy pocas excepciones.

         Todo provocó una búsqueda por las producciones antiguas que, por la razón que sea, eran bastante blancas. Y en esa búsqueda recordé la producción musical  "My Fair Lady" (My bella dama") protagonizada por Rex Harrison y Audrey Hepburn, y  busqué en YouTube. Entre las múltiples alternativas que me ofreció estaba una alternativa japonesa (creí ) . Haciendo honor a mi curiosidad hice click y ese fue el momento en que empezó mi caída en los brazos de estas producciones: los doramas coreanos.  Debo aclarar que no era una versión asiática de la obra musical mencionada, el título del dorama fue una falta de creatividad de los traductores; tampoco era de Japón, sino de COREA DEL SUR.

          Llevó como 2 años viendo doramas coreanos y ha sido una gratísima experiencia. Pero debemos ser honestos: hay pros y contras.

                   Doramas coreanos y sus contras

     Antes que todo quiero aclarar que lo que voy a mencionar no lo hago con soberbia, sino con respeto y preocupación por las innumerables jovencitas que son admiradoras de esta "ola coreana" y que en su inexperiencia y búsqueda de identidad, puedan imitar lo que no les conviene.

     Las actuaciones son bastante exageradas para lo que acostumbramos, tal vez a ello se deba que hayan cosas que me impacten negativamente.

1.- Menor valor a la vida. Tal vez resulte injusta con esta aseveración, pero qué puedo decir cuando veo, sobre todo en doramas de corte histórico, que con tanta facilidad la gente se suicida, es como si en ello se les fuera el honor.  También he visto doramas de tiempos actuales que , por ejemplo, las mujeres intentan suicidarse como un medio de conseguir lo que no podrán de otra manera. Sé que el suicidio está en todas partes, lamentablemente; pero mi problema va a que  así como en occidente los medios de comunicación promueven atractivamente  violencia, sexo y drogas, en los doramas se promueve que el suicidio es una forma válida y honorable de enfrentar las circunstancias.

2.- Maltrato a la mujer: Algunos de los doramas más famosos en latinoamérica son "Boys over flowers", "Play Kiss", "Heirs", etc; un elemento en común es que los varones, incluido el protagonista maltrataba a la protagonista. De hecho, en todos los doramas que he visto, sé que al final la protagonista tendrá que escoger entre dos amores y el elegido será aquel que la maltrata en casi todos los aspectos: verbal, sicológico, algunas veces físico y económico. Lo único que se excluye es el abuso sexual. Como latinoamericana sé que el abuso sigue siendo una realidad en nuestro medio, pero la diferencia con los doramas es que ellos lo muestran como parte del encanto masculino, diciendo a las jovencitas que "si el hombre es buen mozo no te preocupes si es violento contigo, "cambiará" y se enamorará perdidamente de ti". Los adultos sabemos que es poco probable que eso suceda.

3.- Alcoholismo en la mujer. Este vicio o enfermedad es malo en cualquier persona, pero en todos los doramas ambientados en la actualidad muestran a la mujer ahogando sus emociones tristes y alegres en el soju, bebida alcohólica tradicional, y después hay que cargarlas, porque no se pueden ni trasladar. Es una imagen muy recurrente.

4.- Bajo peso. Los estándares médicos del peso saludable son diferentes a los occidentales, en oriente se establece un peso normal muy bajo respecto al nuestro. Si a eso agregamos que las latinoamericanas somos más "redonditas" por naturaleza, entonces el modelo que en los doramas se presenta a nuestras jóvenes es prácticamente inalcanzable, exponiendo la salud , tal vez la vida.

 

      Tengo claro que los contras que he mencionado están en todas partes, incluso en nuestro mismo vecindario, ¿entonces cuál es mi problema con los doramas? Es que lo muestran normal y en estos tiempos lo normal se considera correcto.

      Mi humilde sugerencia es que las madres, los padres acompañemos a nuestros hijos a ver televisión, de tal manera que estemos "ahí" cuando se muestren imágenes que puedan influir negativamente. Por mi parte, yo veo antes los doramas y después veo cuál recomiendo a mis hijos.

 

 Doramas Coreanos y sus pros

    Veamos lo bueno, entre las muchas cosas a favor mencionaré las siguientes:


1.- Es fabuloso conocer nuevas culturas, salir un poco del metro cuadrado en el que vivimos. Abrir nuestros horizontes a nuevas sociedades: su arte, vestimenta, idioma, códigos sociales, historia, escala de valores, en fin mucho más. Somos enriquecidos a ver formas de vida diferentes a la nuestra. Los doramas son una excelente alternativa.

2.- Lo primero que me atrajo es el cuidado que tienen al mostrar expresiones romáticas sexuales. De los 20 capítulos que pueda durar un dorama, como mucho se verán dos o tres besos y no apasionados. Se tratan temas sexuales, pero no se muestran. Yo, personalmente agradezco eso, puesto que - a riesgo de sonarles santurrona- en las teleseries chilenas hay sobreexposición de lo erótico. Es cierto que al principio cuesta acostumbrarse a que habiendo tanto amor entre determinados personajes, sólo se miren y de verdad dan ganas de que por lo menos se tomen de las manos. Pese a todo eso, la censura es para mayores de 15 años (aunque me explicaron que eso significa 13 años, pues la forma de contar la edad es diferente a la occidental).

3.- Me quito el sombrero ante el inmenso respeto que tienen a las personas mayores. Es que llega a niveles incomprensible para nosotros. A los ancianos se les reverencia. Incluso, averiguando en algunos blogs de occidentales que viven en COREA DEL SUR o en otros países asiáticos, ellos enfatizan este punto: ¿Respeto a los mayores? Siempre. Esto es a tal grado - y aquí viene lo incomprensible para la mentalidad occidental: que la diferencia de un par de años puede significar que el menor deba someterse al mayor (Me refiero a cualquier edad: 12 y 14 años, por ejemplo). El o la cabeza de la familia es el abuelo o bisabuelo sea hombre o mujer. Los padres y suegros intervienen en la organización de la joven familia y éstos se someten. ¡Es el paraíso de las suegras! Por supuesto, todo depende del criterio o apertura de los mayores, algunos son más "occidentales" que otros. Tengo la certeza -tan ilusa no soy- de que esto no representa a cada familia en COREA DEL SUR, pero sí de la mayoría y es parte de sus valores sociales establecidos y promovidos en sus doramas.

4.- El número de capítulos de los doramas. La mayoría de los doramas coreanos tienen alrededor de 20 capítulos. Lo cual es genial. Hay de menos y hay de más. De los que yo he visto, los que han tenido más episodios son dos doramas históricos: "Empress Ki" ("La emperatriz Ki") y "Queen Seon Duk" ("La Reina Seon Duk"), que duraron 60 capítulos, si mal no recuerdo. Al ser menos el número de capítulos de los doramas, no se pierde el tiempo en escenas absurdas que nada aportan y cuyo único fin es alargar la serie.

 

           Bueno habiendo mucho más que decir sobre los doramas coreanos, creo que es suficiente por ahora. Nos queda a los adultos enseñar a nuestros hijos a tomar lo bueno y dejar lo malo. Al fin y al cabo es una regla que debemos usar en todo orden de cosas.

 

¿Y tú, has visto algún dorama coreano? ¿O tal vez doramas japoneses o de otros países asiáticos?

 

        

 

         

         

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: