pensando

¿De dónde viene la intuición?

Pregúntate: ¿Cuántas veces has tenido una corazonada o tal vez un presentimiento, y no le has prestado ninguna atención? Esto sucede a muchos de nosotros con una cierta frecuencia. Lo que sentimos y escuchamos es nuestro sexto sentido, intuición, tratando de entregarnos un mensaje, alertándonos, informándonos, sobre algo, que tenemos necesidad de saber para nuestro bienestar.

Las intuiciones, voz interior, corazonadas, son avisos, mensajes de un orden superior, divino, de Dios, ángeles, guías espirituales, algunos dirán de seres queridos fallecidos o de nuestro yo superior. Nuestra realidad sería prestarles atención o…

Estar atentos

De hecho, cuándo le prestamos la debida atención a estos mensajes extra humanos, o información de orden divino que recibimos a lo largo de nuestras vidas, las cosas comienzan a encaminarse por el camino verdadero. Tomas conciencia, sientes que estás ubicado en el lugar y la hora justas, y la vida empieza a fluir por caminos de armonía con el Todo.

¡Esta es una estimulante sensación! Es una sensación que te confirma que te encuentras acompañado, que tienes a tu lado un grupo de ayudantes amorosos, maravillosos, siempre a tu lado. La importancia de recordar que, los mensajes de Guía Divina, son siempre motivadores, positivos, llenos de amor; que siempre redundan en bienestar para todos los involucrados en cualquier situación.

adivinando

Experimentando la intuición

Para mejorar tu intuición solo, tienes que estar pendiente y reconocer cuándo la estás recibiendo. En el momento que oigas una voz amorosa dentro de ti, una corazonada, o visualices una imagen que te enseñe una respuesta a lo que has estado pidiendo…, no dudes, ¡Actúa! Préstale atención a ese presentimiento, comunícate con esa persona, que de repente sientas necesidad de llamar, o trasládate a ese lugar, que sientes de manera perentoria, necesidad de acudir. ¡Actúa! Así de simple.

Aprende, puedes estimular tu intuición, esto; ayudará a desarrollarla cada día un poco más. Entre algunos ejercicios que puedes experimentar es que; la próxima vez que suene el teléfono, antes de contestarlo, trata de de ver o sentir a la persona que está llamando, si es hombre o mujer, o tal vez adivinar ¡quien está llamando!

Otro ejercicio, para practicar tu intuición. Consiste en encender el televisor y encontrar un canal que no acostumbras a ver. Dale la espalda al tv, y sin mirar a la pantalla, trata de describir a la persona que está hablando en pantalla. En este ejercicio es conveniente sintonizar un canal de deportes o de noticias, de manera que el locutor se mantenga en pantalla mientras tratas de concentrarte en él o ella y obtener una descripción. Experimenta este tipo de ejercicios y gózalo mientras los haces.

Desarrollar la intuición además de estimulante y divertida, nos enseña a darnos cuenta de todo lo que podemos recibir, lograr, a través de ella. Esta facultad es un regalo de la Divinidad con la cual se nos dotó a todos. Si aprendemos a utilizarla será una guía invalorable en nuestras vidas.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: