conocimiento

¿Donde está la sabiduría?

El psicólogo, Walter Riso profesor de la Universidad Católica de Colombia en su libro “Pensar bien, sentirse bien” dice: El conocimiento te instruye, la sabiduría te transforma. Según esto, la sabiduría es una habilidad que se desarrolla con la aplicación de la inteligencia a la experiencia, obteniendo de esta manera conclusiones que nos dan un mayor conocimiento, y esto a su vez nos capacitan para reflexionar, extrayendo principios que nos dan la capacidad de discernir, la verdad, lo bueno, y lo malo.

Viendo así las cosas concluimos que la moral y la sabiduría se interrelacionan dando esta resultante, a una persona que actúa con un buen juicio igualmente podríamos decir de la manera más simple que. La sabiduría es; una forma notable bien desarrollada de sentido común.

También, el psicólogo Riso habla de la sabiduría como “un conocimiento más vasto y fundamental; se trata de cómo vivir mejor, estando bien con uno mismo y con los demás”. Entonces; el conocimiento es lo teórico acumulado y la sabiduría son las experiencias de la vida que realmente nos enseñan. Lo cual quiere decir que podemos ser un depósito ambulante (biblioteca), o quizás una supercomputadora llena de datos pero; si este vasto universo de conocimientos, no nos procura una mejor calidad de vida, es como cargar un saco lleno de desperdicios sin utilidad ninguna.

sabiduría

La sabiduría y la experiencia

La sabiduría toma como referente lo que se denomina memoria a largo plazo, mejor dicho; lo vivido ha de haberse experimentado con frecuencia suficiente o intensidad como; para que no se borre de nuestros recuerdos, se fije en los esquemas de lo que se considera malo o bueno, tomando en cuenta los procesos de supervivencia de la persona.

La importancia de este concepto en la selección natural presupone una carga cuando el medio cambia y la memoria largo placista rescata, solo recuerdos que ya no son actuales, donde la edad, el envejecimiento y el desgaste de las neuronas encaran una desventaja en la readaptación del individuo en cuestión, dificultando la inscripción de nuevos datos en dicha memoria, retardando los tiempos de respuesta y poniendo en riesgo la supervivencia de la persona en el medio que cambia.

En este mundo en que vivimos, donde la información disponible crece a un ritmo avasallante, que supera largamente a todo lo imaginable. Preguntamos. ¿Dónde está la verdadera sabiduría? La respuesta a esta especulación es un asunto meramente personal. ¿Es que en este mundo donde el conocimiento sobrepasa sobradamente lo que hemos aprendido, debemos conformarnos con el conocimiento que hemos adquirido hasta el momento?

¡No! de ninguna manera, la capacidad del ser humano para aprender y alcanzar el conocimiento es infinita, con solo los límites que nos auto-imponemos. Sin embargo esto no significa que debemos atiborrarnos de conocimientos a lo largo de toda nuestra vida para ser expertos. Sin duda alguna, lo mejor es aprender a ser sabios.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: