Stallone, UN DOLOR IMPOSIBLE DE ACTUAR

Silvester Stallone dijo ayer que “no hay mayor dolor” al de perder un hijo y pidió a los medios que cesen las especulaciones sobre el repentino fallecimiento de su hijo Sage, de 36 años, el viernes pasado en Los Ángeles.“Cuando un padre pierde a un hijo, no hay mayor dolor. Por lo tanto le imploro a la gente que respete la memoria de mi talentoso hijo y sienta compasión por su amorosa madre Sasha”, dijo Stallone en un comunicado obtenido por AFP.

“Sentiremos esta agonizante pérdida por el resto de nuestras vidas”, agregó. “Sage fue nuestro primer hijo y el centro de nuestro universo, y ruego humildemente a todos que dejen en paz la memoria y el alma de mi hijo

Las autoridades confirmaron que se encontraron varios fármacos en el hogar del fallecido, pero no pudieron determinar por el momento que hayan sido un FACTOR DE SU MUERTE

Sage actuó en la película de 1990 “Rocky V” como Rocky Balboa Jr., interpretando al hijo de Rocky, encarnado por su padre. Padre e hijo también aparecieron juntos en la cinta de 1996 “Daylight”.

Hoy es Stallone, diríamos mejor: Rambo!, no, HOY NO ESTAMOS HABLANDO DE RAMBO, ni el hombre fuerte de la película, Indestructibles.  No. Hoy hablamos de Stallone Padre, el hombre de la vida real que pasa por la terrible pena de perder, una parte de su vida, un montón de recuerdos que le llegan a su mente, quizás su hijo de pequeño montando bicicleta, quizás su primer día en la escuela, quizás su primera película juntos. Hoy no vemos delante de nuestros ojos una película más del Silvester Stallone, hoy vemos la verdadera realidad de la vida, que es nacer, crecer, reproducirse y morir. Este último le cuesta trabajo a cada persona, sin embargo, es algo con lo cual hemos nacido y ningunos de nosotros estamos ajenos, a los repentinos cambios del destino.

Stallone, un dolor imposible de actuar.

un dolor imposible de actuar

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: