fotografia

Lady Di sigue siendo uno de los personajes  más populares  y queridos del siglo XX. Su muerte fue un duro golpe para sus fans y los rumores de la conspiración, corren desde entonces por el mundo.

Desde que en agosto de 1997, fallecieran en un accidente de coche en París Dodi Al Fayed y Diana, el egipcio Mohamed Al Fayed, padre de Dodi, ha luchado contra viento y marea para demostrar que las muertes fueron asesinatos.

Ha dado muchas entrevistas, ha ido a los tribunales, ha participado en todo lo que le sirviera como altavoz de su mensaje. Su último intento es el documental  "Unlawful Killing" (Ejecución ilegal) dirigido por el actor Keith Allen, muy popular en Reino Unido. Mohamed Al Fayed, siempre ha defendido que las muertes fueron el resultado de una conspiración del servicio secreto británico, la familia real británica y el entonces primer ministro del Reino Unido, Tony Blair.

Este documental concluyó en marzo, después de tres años de trabajos y se muestra como se ocultaron pruebas vitales y como los periodistas británicos ocultaron lo que en realidad estaba pasando. El empresario presentará en Cannes el documental sobre Diana de Gales coincidiendo con con la celebración del festival de cine que comienza esta semana.

Según el veredicto de los jueces, Diana y Dodi murieron en un accidente provocado por la imprudencia del conductor del Mercedes en el que viajaban.

El filme "muestra cómo se ocultaron al público pruebas vitales, como no se exigió a la familia real británica ofrecer respuestas y cómo los periodistas, especialmente los británicos, ocultaron sistemáticamente lo que estaba pasando", declaró un portavoz del equipo de la película a The Independent.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: