fotografia

Por diversas razonas, en los últimos años hay poca tendencia hablar de la avaricia, pero está presente y frente a nuestros ojos. El avaro no es solo el que atesora y esconde su dinero como nos lo pintaba en los cuentos o libros con moralejas. Lo son también los que buscan ocupar puestos de privilegio, los trepas, los que no les importa lo que les pasa a los demás, los poco transparentes, los poco comunicativos, los que van a piñon fijo a conseguir una meta caiga quien caiga. La avaricia es un afán irrefrenable, obsesivo, de poseer determinada cosa o situación.

fotografia

La avaricia del latín "avarus" quiere decir "codicioso", "ansioso". Y casi nunca el avaro es consciente de que lo es, arrastrado por lo que más que un deseo de poseer, es casi una adicción. En algunas personas sobrepasa la prudencia en sus acciones y llegan a cometer delitos llevados por la ceguera irrefrenable de tener, poseer, llegar, etc. La mayoría de veces la sociedad ve al avaro de forma equivocada y cree generalmente que es una persona inteligente por los logros conseguidos, que es un ser inteligente porque llega más lejos que los demás, que consigue más cosas y con mayor rapidez.

fotografia

En psicología está demostrado que el que tiene la condición de avaro puede perder horas de sueño para alcanzar sus propósitos, para cuidar de sus "tesoros", que pueden ser de diferente índole y no siempre necesariamente monetarios. Puede ser un puesto destacado en política, la gerencia de una empresa, la posesión de tierras, etc.

fotografia

En definitiva, la avaricia es un deseo enfermizo de cualquier cosa que se desea poseer, una obsesión irrefrenable que podría compararse con la ceguera del enamoramiento, convirtiendo en víctima y esclavo de su propia posesión al avaro. Suele ir siempre acompañando a la soberbia y hay que satisfacerla porque es insaciable y ciega.

 

http://artigoo.com/reflexiones-envidia

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: