silencio

Disfruta del silencio

El silencio, ¿qué es el silencio? El silencio es la ausencia del ruido, la falta de sonido alguno. El silencio es un bien necesario que sirve de terapia o bálsamo para el alma y ocasionalmente se utiliza el silencio, la ausencia de palabras, como respuesta.

Silencio como terapia

En el mundo de hoy, el silencio parece no tener cabida. Tráfico de automóviles que corren a alta velocidad por las calles, teléfonos sonando en cada esquina, bolsillo o mano. El metro y la estación llenos de un cúmulo de gente corriendo a todas direcciones…llegamos tarde al trabajo, a una cita, a casa… ¿realmente se puede hablar de silencio?

Pues, precisamente, hay que hablar de ello y pararse a pensar por un momento. Tras el estrés sólo viene el cansancio y, si el cansancio es continuo, le sigue el agotamiento. Ya está en marcha la cadena de enfermedades y, finalmente, nuestra salud nos obliga a detenernos para buscar la cura. Una situación no deseada si supiéramos disfrutar de vez en cuando del silencio.

silencio

¿Cómo podemos disfrutar del silencio?

Ante todo, hay que tomarse tiempo, olvidarnos por un momento de todo lo queda por hacer. Es necesario aprender a desconectarse del mundo que a uno le rodea. La relajación ayuda a conseguir conectar con el silencio. Procura estar a solas. Si puedes estar en la posición de reposo, acostado, mucho mejor. Cierra los ojos y relájate. Ahora comienza el viaje hacia el interior. Intenta escuchar lo que te dice tu cuerpo.

Otro ejercicio puede ser el levantarse en la madrugada, cuando todo el mundo está durmiendo, levantarse antes de que el mundo despierte al caos. Abre la ventana, observa las calles vacía, ¿aún está oscuro? Las linternas iluminan el silencio de la calle… ¿qué escuchas? Afila los oídos… El silencio aporta una paz interior a la persona que lo percibe y eleva la mente a un nivel de relajación que cuesta despertar o desprenderse de este estado.

silencio

Un paseo a solas en una playa vacía, atravesando un campo o por un bosque ayudan a disfrutar del silencio en estado puro. La naturaleza es el entorno ideal para adentrarnos al silencio.

Disfrutar del silencio es una forma de distanciarnos del estrés, del ajetreo diario, de las obligaciones, el trabajo, nos ayuda a recuperar las fuerzas y nuestro equilibrio personal. El silencio como terapia es cada vez más necesario.

Además, el silencio es una forma de responder en diferentes situaciones. Quién calla, otorga.

silencio

Aprende a disfrutar del silencio y verás cómo comenzarás a sentirte más relajado, más sano, más fuerte, dispuesto a seguir adelante. El silencio regular nos ayuda a aclarar qué es lo que realmente deseamos en la vida. Aprovechando este regalo divino, el silencio, nos abre la mente…. Comprueba su fuerza mientras disfrutas del silencio.

silencio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: