tips de vino

El vino es una de las bebidas preferidas a la hora de celebrar ocasiones especiales. Si se trata de veladas románticas, el vino no puede faltar. Casi todos tenemos gusto por el vino pero no todos sabemos mucho de esta bebida, que en Argentina tiene una gran popularidad. De acuerdo a Matias Prezioso, quien forma parte de la Asociación Argentina de Sommeliers (AAS), para disfrutar del buen vino hay que tomar en cuenta lo siguiente.

Tomar el vino a buena temperatura

Para que disfrutes de un buen vino es esencial que lo bebas a una buena temperatura. Cerciórate de que el vino tenga espuma y, en caso de que sea blanco, esté frío (de 6 a 10 grados centígrados).

Cuando se trata de vinos rosados tiene que estar fríos aunque con más temperatura (de 8 a 12 grados centígrados), los tintos jóvenes deben estar frescos (de 14 a 16 grados centígrados) y los tintos añejos deben tener una temperatura de 16 a 18 grados centígrados. Esto último también se aplica a vinos con crianza.

El color no indica calidad

Si eres de los que se fijan en el color del vino, debes saber que esto solo indica la variedad de uva y no la calidad del vino. El color además indica la región y la madurez de las uvas usadas. Los vinos que tienen mayor concentración de color no son mejores en comparación con aquellos que tienen colores ligeros.

El aroma del vino

Hay quienes enloquecen al tratar de encontrar un aroma específico en el vino pero debes saber que el olor en estos productos es subjetivo. Existen ciertos químicos que el vino comparte con otros elementos naturales pero no se puede decir que un vino huela a pomelo, por ejemplo. El olor del vino depende de la historia y la percepción de quien lo huele.

Agrupa los aromas

Lo ideal es que agrupes los olores según la familia. Si se trata de un vino blanco lo puedes clasificar según el olor que te parezca que tiene (frutas, especias, hierbas, flores, etc.). En cada familia puedes hacer subgrupos; por ejemplo en los aromas frutales pueden notarse ciertas diferencias entre los cítricos y las frutas blancas o exóticas. De este modo podrás tener mayor claridad en los gustos personales y entrenarás tu olfato.

Un vino placentero

Aun más importante que los elementos para degustación (nivel de azúcar, acidez, alcohol, etc.) es que el vino te resulte placentero. Piensa en otros vinos y tómalos como referencia; luego piensa si el que tomas tiene cuerpo, mayor o menor acidez, sequedad y si esto te gusta más.

Hazle caso a tu paladar

Para degustar un buen vino no es necesario que seas un experto o un profesional. Lo mejor es que confíes en tu interior. Muchas de las catas realizadas por profesionales son a ciegas para evitar que haya influencias debido a la marca, etiqueta o botella del vino.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: