Cuando faltan metros en la vivienda, hay que sacar partido a estancias como el recibidor, los distribuidores, los pasillos o los pequeños cuartos aptos para convertirse en espacios auxiliares del hogar. Un buen diseño de interiores para estas zonas permite rentabilizar el espacio y ubicarlas en armonía con el resto de las habitaciones de más uso en el hogar.

Casi todos los hogares disponen de algún rincón desaprovechado al que se puede sacar partido con un poco de imaginación. Una esquina, una pared e incluso el techo pueden transformarse en un complemento del hogar si se les adosa un armario, se instala un escritorio o se fija una estantería.

Espacio multifuncional

En un distribuidor, por ejemplo, se puede instalar un pequeño vestidor o incluso un rincón de trabajo, con un escritorio y estanterías voladas. Los muebles auxiliares (especialmente los de poco fondo), como mesitas, bancos, cómodas o cajoneras, ayudan a crear espacios complementarios, como un rincón de lectura o para escuchar música.

Esquinas

Las esquinas son siempre aprovechables. Los muebles rinconeros ocupan poco espacio, los hay de todas las medidas y sirven para guardar prácticamente de todo.

Paredes

Las paredes tienen un gran potencia/ de almacenaje que vale la pena aprovechar. Hoy en día es posible encontrar estanterías, cajoneras o armarios de múltiples medidas adaptables a cualquier superficie.

Altillos

Los lugares apropiados para la instalación del altillo son las zonas de paso: el pasillo o el recibidor. Aunque, si el espacio lo permite, cualquier otra habitación (baño, cocina, etcétera) puede ser adecuada.

Para construir un altillo se precisan unas mínimas medidas de amplitud y altura. El techo debe estar a una altura de al menos 2,70 m ya que el altillo, para que sea útil, debe medir al menos 40 cm. La longitud y amplitud de un altillo están condicionadas por el espacio disponible. Cuanto mayor sea la dimensión y, por tanto, mayor sea su capacidad, más resistente tendría que ser para aguantar la carga y viceversa. También hay, que prever si el altillo tendrá que soportar el peso de una persona (que se introduzca dentro para guardar u ordenar el contenido). Éste es un factor muy importante que se debe valorar a la hora de escoger el material. Los de obra son los más resistentes, aunque son más habituales los de madera, más económicos, y los de pladur, material sólo aconsejable cuando el altillo debe soportar poco peso.

En realidad, cualquier rincón se puede convertir para tu hogar en un espacio útil y aprovechado si se tienen en cuentan algunas ideas en diseño de interiores.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: