Discurso del odio

El discurso del odio, se propaga con intención maligna, tiene como  fin último atacar la dignidad de un grupo de personas 

Debido a que está sujeto a las diferentes interpretaciones,y opiniones la mayor parte de las veces es complicado saber si realmente se trata de este tipo de discurso o no. 

Se utiiliza principalmente con tintes racistas, aunque en los últimos tiempos este se ha extendido a otros sectores de la sociedad, los empresarios se han convertido en el principal objetivo de quienes utilizan este discurso para atacarlos, pero no son lo únicos que tienen que padecer las iras de estas personas, ya que también lo emplean para humillar a las víctimas del terrorismo, para humillar a los muertos y para denigrar a algunas profesiones como a los toreros. 

Dicen que les ampara la libertad de expresión, cuando no es cierto, ya que este tipo de actuaciones solo están dirigidas a devaluar el honor y la dignidad de quien lo sufre. 

Discurso del odio y empresarios

Quienes utiliizan el dsicurso del odio siguen a rajatabla los dictados que les impone su líder. Asi y aunque no venga a cuento, cualquier ocasión es buena para lanzar todo tipo de difamaciones e improperios. 

Así, y aprovechando cualquier gesto de solidaridad que tenga  un empresario es motivo para atacarle con total impunidad. Así, y por la donación de 320 millones de euros, que recientemente ha realizado el empresario Amancio Ortega, a la sanidad pública, dinero que va destinado a mejorar los medios y la tecnología para el diágostico y el tratamiento del cáncer, en todos los hospitales de España. 

El grupo de Podemos en Navarra ha atacado al empresario, diciendo que práctica la filántropia barata, por filantropía se entiende, la ayuda que se da a los demás de forma desinteresada. Según el grupo de podemos, lo hace porque así puede desgravar fiscalmente. Y contínuan añadiendo que lo hace por lavar su imagen, ya que los ingresos los obtiene de forma dudosa. 

Ellos siempre echando mierda sobre los demás. Su rencor y envidia no tiene límites. 

Lo que el grupo de Podemos en Navarra, y que se puede extender a toda España, no dicen, es que este empresario empezó a trabajar a los 13 años en una tienda de ropa.

No se entiende que siempre que alguien realiza una obra solidaria, salten como hienas al cuello de la persona que lo hace sin otro interés que el de ayudar a los que lo necesitan. Y si con ello recibe algo a cambio es normal, nadie está dispuesto a dar siempre y a no recibir nada a cambio. 


 

 


Discurso del odio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: