Fotografía

El Discípulo del Diablo


El discípulo del diablo (The Devil’s Disciple) es un libro interesante compuesto de dos historias cortas: “El discípulo del diablo” y “¿Fue él quien los mató?” publicadas por el escritor y fiscal japonés, Shiro Hamao. Es una obra marcada por las características exóticas y ancestrales de la cultura japonesa. Y la única decepción es no poder disfrutar más de sus trabajos, ya que estas dos buenas historias fueron publicadas en Japón seis años antes de su muerte.

El discípulo del diablo, la primera de las historias, nos muestra a Shimaura Eizo, un hombre que languidece en la cárcel acusado del asesinato de una joven mujer. La narración, en El discípulo del diablo, toma la forma de una carta, que el propio Eizo le envía al fiscal de su caso, quien resulta ser un antiguo amigo suyo, y donde le cuenta los escalofriantes detalles del crimen que cometió.

En la segunda historia de El discípulo del diablo, ¿Fue él quien los mató?, el narrador de Hamao asume el papel de un abogado enfermo, quien entretiene a un grupo de novelistas de detectives con la historia de cómo un crimen pasional que aparentemente era punible con la pena de muerte, resulta ser todo lo contrario. La historia se moverá entre el misterioso asesinato de una pareja noble y la condena del principal sospechoso.

En resumen, El discípulo del diablo es una obra oscura y fascinante de Shiro Hamao, quien pinta con lujo de detalle a la rígida y protocolar sociedad japonesa de la década de 1920. Una sociedad oriental en la que la reputación lo era todo, incluso en la muerte.

Al mismo tiempo, El discípulo del diablo es una dura crítica al sistema de justicia japonés, tanto al de antes como al actual. Un libro recomendable.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: