ciencias

EL DIOS TERRENAL

La vida es una sucesión de eventos y circunstancias con fecha de caducidad. Desde el nacimiento el hombre, este; sigue anclado irremisiblemente a esta cruda realidad, sin embargo: él se vuelve un experto adaptándose a todos estos accidentes que la vida le presenta. Su devenir es profuso, prolijo más bien transitando por caminos que en su contexto la mayoría pertenecen a pasajes ignotos que le tocará superar, unos con ingentes dificultades y otros con singular experticia.

Las experticias adquiridas

¿Donde adquiere el hombre esta experticia? seguramente; en el transito accidentado por donde le toque discurrir. También es por demás sabido que la humanidad en su conformación macro es una masa abstracta donde están insertadas todas las razas con sus diferentes particularidades, características y modos que por cierto están influidas hasta por las diferentes geografías donde les ha tocado vivir y desarrollase, pero; donde estriba la verdadera valencia es, que; aún dentro de esta jauría policromada, forjada en disímiles crisoles prevalece la individualidad del individuo que ya ha aprendido a adaptarse al pensamiento colectivo e insertarse como parte de un todo, donde sin embargo no pierde su prevalencia individual que nace de lo interno, en el entendido de que esta premisa es suya, internalizando la posesión de su yo que lo hace diferente en medio de la multitud.

avances

Es como de esta manera nacen y se proyectan extraordinarias individualidades que conducen al mundo, líderes, conductores que son hitos de ejemplo, íconos universales en las diferentes ciencias que el hombre a través de los siglos ha inventado y desarrollado para beneficio de la humanidad entera, pero; no escapan a nuestro conocimiento las individualidades anónimas que han contribuido de manera decisiva en el progreso de la civilización, no ha sido poco su aporte, algunas veces un distinguido colaborador anónimo para la generalidad de la gente, ha completado un invento, un proyecto de singular importancia en cualquiera de las ciencias para seguir avanzando indeteniblemente, incansablemente.

Los avances de la humanidad y las ciencias

La humanidad en líneas generales ha avanzado tenazmente; una veces con desesperante lentitud y otras con endiablado impulso en pos del progreso. Hay ciencias que son abanderadas en la preferencia de los genios científicos como en la medicina, la electrónica, la nanotecnología, aeroespacial, comunicaciones, que en este momento ocupan un lugar preponderante en el descubrimiento y mejoramiento de nuevas tecnologías. Por cierto que en este segmento de las ciencias casi no se acaban de registrar los nuevos avances cuando ya se agregan decenas de novedades para engrosar el conocimiento humano en el día a día.

infinito

En la medicina hay que hacer una suerte de análisis especial. Por ser la ciencia que se ocupa de la salud del hombre. Aunque no faltan los descubrimientos de nuevos medicamentos, nuevas técnicas de cirugía, nuevos aportes tecnológicos de las otras ciencias, por su especial connotación con la sanidad y la salud de la humanidad. Queremos decir con esto que todo lo nuevo en medicina, tiene que pasar por una especie de cuarentena, para decirlo de alguna manera, para luego poder así aplicarlo en la práctica en los pacientes. Por tanto tenemos que aceptar que aunque los descubrimientos están a la orden del día, la pluralidad de los nuevos avances siempre se tomarán algún tiempo para llegar a su uso en las dolencias o enfermedades de la humanidad (el hombre). No podía ser menos, es la primera valoración para la pervivencia del hombre saludable antes y después por los siglos de los siglos.

El incansable Dios terrenal

El hombre no solamente trabaja en todos los segmentos en que la vida le permite actuar por vocación u obligación accidental, este es en su esencia más genuina el heredero de Dios sobre la tierra, a su modo también es un dios, porque; Dios lo dotó de libre albedrio y esto lo faculta para actuar según su consciencia buena o mala en donde quiera que esté presente y además asumir las consecuencias de sus actos. Solamente él sobre la tierra goza de esta prerrogativa. Los destinos del mundo han cabalgado por los siglos en los hombros de este dios terreno. Sus errores y sus aciertos son el bagaje que lo respaldan y que le han permitido conducir al mundo por los vaivenes de la historia. ¡El mundo todavía existe!

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: