lo que Dios hace no tiene sentido

CUANDO LO QUE DIOS HACE NO TIENE SENTIDO

“CUANDO LO QUE DIOS HACE NO TIENE SENTIDO” se lo dedico a las personas que están pasando por situaciones difíciles, que no han podido entender el porqué de las cosas. Tienes que entender que lo que Dios hace tiene sentido aun cuando no lo tenga para nosotros. Pues El trazó ese plan desde un principio. Comienzo contándoles que mi padre era un hombre completamente sano, no recuerdo que hubiera visitado alguna vez algún médico, estoy segura que no. papa falleció hace 5 años diría yo que de tristeza, a mi madre le habían diagnosticado cáncer de mama, esto fue fatal para él, mi padre empezó a enfermar de tristeza al saber que su compañera de casi toda la vida se iba, así de sencillo.

 

Un día a mi padre lo encontraron tirado en el piso, junto al baño, había sufrido una isquemia cerebral lo que se lo llevo casi que inmediatamente, a los dos años 6 meses mi madre partió a la presencia del señor, después de un año exactamente a mi hermano lo visito también la enfermedad silenciosa “El cáncer" solo duro un año. Para cerrar con broche de oro a los 9 meses de la partida de mi hermano fallece mi amado hijo, se lo llevo también una terrible enfermedad que todos ya conocen, mi hijo era un joven de 27 años, empezando a conocer verdaderamente la vida, con un nivel de motivación muy alto y altos dotes intelectuales, con llamamiento que Dios desde sus 17 años le estaba haciendo y que ese sería su plan perfecto para el futuro, sin importar el presente que estaba viviendo. Esto sin mensionar que desde la muerte de mi padre también fallecieron 3 primos hermanos y un tio, dos de ellos con enfermedades terminales.

 

¿Te has encontrado alguna vez en una situación parecida a esta? en donde en cada situación doblaba rodillas a Dios pidiéndole por la salud de cada una de ellas. como lo indico esta no es una experiencia fuera de lo común en la vida de cada ser humano, nosotros creemos que sabemos que es lo que necesitamos en un momento de crisis, pero a menudo Dios tiene otras ideas. Quisiera tener las palabras necesarias para explicarles la magnitud de esta experiencia. En realidad en lo que llevo de conocer del señor he visto muy pocas circunstancias en la vida que igualen la angustia causada por una fe que ha sido hecha añicos. Pero entiendo que algunos atravesamos por circunstancias en las cuales creemos que Dios nos abandonó. Lo que me ha ocurrido no tiene sentido y parece muy injusto.

 

Sé que el propósito de Dios, en cuanto a la muerte de mi hijo, es un misterio. ¿Porque después de muchas oraciones, pidiendo al Señor por la sanidad de Javier, no iba a vivir para que se cumpliera ese llamamiento? De donde vino el llamamiento, porque le fue acortada la vida a mi hijo en esta forma? Cuál sería el propósito de su trágica muerte? Nosotros carecemos de la capacidad para comprender la mente infinita de Dios o la manera en que Él interviene en nuestras vidas.

Tratar de analizar su omnipotencia es como si una ameba tratara de comprender el comportamiento del ser humano. Los propósitos de Dios están fuera del alcance de nosotros los seres mortales. Lamentablemente así como sucedió en la vida de mi hijo también ahora está sucediendo en la vida de muchos jóvenes, cuando las circunstancias parecen no tener sentido. Este es un aspecto de la fe, del cual no se habla mucho.

 

amado amigo entiende esto,  el plan o propósito maravilloso de Dios puede ser desde vivir en una silla de ruedas como un cuadripléjico o la misma muerte como fue el caso de Javier, aún en las más terribles circunstancias el plan de Dios es maravilloso, porque finalmente a los que aman a Dios todas las cosas que estén en armonía con su voluntad les ayudan a bien, esto es a los que conforme a su propósito son llamados.

 

Mi principal preocupación acerca de esto, y la razón por la que escribí este articulo, es ayudar a todas esas personitas que de una u otra forma estuvieron involucradas con la enfermedad de mi hijo y que ahora se encuentran angustiados por su salud, que sería muy reconfortante que miraran al futuro, al momento donde las pruebas del presente sólo serán un recuerdo borroso. Esta es la esperanza que arde dentro de mí ser. Es la respuesta para todos los que sufren y luchan hoy, el único consuelo a los que hemos tenido que decir adiós a nuestros seres querido.

 

Muchas veces he intentado analizar lo que fue esta “tragedia” en sí. Me he preguntado ¿Cómo es posible que en un abrir y cerrar de ojos, un simple acontecer pudo cambiar para siempre la forma de mi mundo? Mi razón sigue luchando para comprenderlo, pero aún no logro entender. Aunque la razón insiste que algo horrible sucedió, mi corazón no lo acepta. Luego, poco a poco, momento a momento la realidad de mi tragedia pasa de la mente al corazón adolorido llevando consigo una parálisis del sentir y aparecen las preguntas sin respuestas. ¿Por qué a mi hijo? ¿En qué fallé? ¿Qué fue lo que no hice bien? ¿Acaso mi hermano se merecía esa enfermedad? Yo solo pienso que esta experiencia que he vivido con la muerte de mis padre, hermano,primos, tio e hijo es evidencia de la soberanía de Dios, porque Él siempre decidirá qué es lo mejor para los que le sirven y creen en Él.

 

Este artículo aborda el tema del sufrimiento con sensibilidad, con pasión y discernimiento, por las profundas luchas emocionales que tenemos en nuestra relación con Dios cuando golpean el dolor y el sufrimiento. He aceptado las circunstancias tal como han venido a mi vida, he aceptado el dolor de haber perdido a mi hijo fortaleciéndome en el Señor, sabiendo que Él usará estas dificultades para cumplir su propósito y realmente para mi propio bien, sé que no dejará que sea más tentada de lo que pueda resistir. Me despido con las maravillosas palabras del salmo 34:19

“Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas nos libra el SEÑOR”.

JUDITH ROSARIO

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: