Dinero rápido, dinero caro

DINERO RÁPIDO, DINERO CARO

Llegan las navidades y con ellas un consumo que a veces supera nuestras posibilidades de gasto. Es uno de los momentos del año en que las empresas de créditos rápidos estan más activas. Un préstamo puede ser la solución a un momento puntual de gasto excesivo. Os voy a dar algun consejo para estudiar las ofertas de estas compañias que porque muchas veces no es todo tan rápido y tan fácil, y menos en cuestion de dinero.

1.Tened en cuenta el INTERÉS ANUAL, a veces solo se nos ofrece el interés deudor por el tiempo de crédito. Por ejemplo, si pido un préstamo a un mes, tengo que pagar un 10% de interés, al final se traduce en una cuota anual del 120% de interés. Algunos sitios esconden en la letra pequeña el interés anual desorbitado, estoy hablando de intereses del 500% o 3000%.

2.No es tan FÁCIL, al igual que en una entidad bancaria tradicional, os van a pedir algo que sirva de aval, ya sea una nómina, pensión, subsidio,... olvidaros de pedir un crédito por internet sin tener ningún documento de estos. Si oos habéis decidido por esta opción, tened a mano la documentación necesária.

3. Teniendo en cuenta el TAE, (SOBRETODO MIRAD EL TAE, ¡ANUAL!) que os cobran segun que sitios, vale la pena plantearse si sale más rentable una TARJETA DE CRÉDITO de toda la vida, o un PRESTAMO PERSONAL en nuestro banco habitual. En segun que condiciones, sale más a cuenta un descubierto en nuestra cuenta corriente, ya que en algunos casos el interés puede ser inferior al  del dinero que nos den on line.

4.SIN COMISIONES o SIN INTERESES es un término RELATIVO, que a veces es cambiado por GASTO DE GESTIÓN o HONORARIOS. Haced el cálculo del dinero a devolver, porque a veces los honorarios o gastos de gestión pueden suponer el mismo dinero, o incluso más. 

Entiendo que si alguien llega a esta situación no está para muchas alternativas, pero vale la pena tomarse TIEMPO para estudiar todas las ofertas, ya que el dinero no lo regalan. Las soluciones existen, pero no todas son iguales, y a veces la publicidad sólo nos cuenta una parte de lo que queremos oír, y omite el resto. Tenemos la falsa sensación que las empresas de crédito rápido lo ponen más fácil y barato que los grandes bancos tradicionales. però nadie da dinero a la ligera. Ir a una sucursal bancária a pedir un crédito puede resultar más incomodo y violento que hacerlo des de la intimidad de casa y sin preguntas, pero todo tiene un precio, sobretodo el dinero.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: