El dinero no es malo. Si piensas que el dinero es malo, esos euros que tanto necesitan escaparán de tu cartera y no llegarán euros nuevos en abundancia. Hay que ser agradecida para tener dinero. Sueña con el dinero, visualiza montones de billetes en tu cartera, visualiza los billetes saliendo del cajero del banco, visualiza grandes cifras en tu cuenta corriente. Los sueños se cumplen por la ley de la atracción. Te lo aseguro.

Esto no quiere decir que debas soñar todo el día. Hay que soñar y dar con la maza. Piensa cómo puede entrar más dinero en tu bolsa. El dinero nace en la mente de las personas. El dueño de un restaurante exitoso, antes de abrir su establecimiento lo vio en su mente, vio como los clientes entraban en su local, como su caja registradora se llenaba de billetes.

No es malo tener dinero. Eso lo tienes claro aunque odies el dinero y, te repito, no debes odiar el mal llamado vil metal. El dinero no es más que un medio para conseguir las cosas que te hacen feliz y que hacen felices a los tuyos. Si tienes dinero, puedes tener una casa mejor, unos muebles mejores, puedes ir de vacaciones al Caribe, puedes comprar un coche. Aunque seas minimalista, debes pensar que el dinero no es malo. Piensa que podrías estar tomando ese único café que tomas al día en la mejor cafetería de tu ciudad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: