fotografia

Meditando sobre la actualidad que estamos viviendo los sufridos españoles, no se puede por menos que sentir algo de asco por el dinero y sus consecuencias que es el poder, los dos van de la mano como dos siameses inseparables. Cuando el dinero fluye en abundancia prolifera principalmente el tráfico de influencias, la evasión fiscal y otros tráficos como son las armas y sus consecuencias que es la provocación de guerras. Crece el tráfico de drogas, la prostitución y mil corruptelas más que producen la miseria a miles de personas que son las víctimas de los elegidos por el poder del dinero.

fotografia

Los grupos que concentran la riqueza ejercen un dominio total sobre el pueblo que no les queda otra opción que el servilísmo. En España, después de la tan traída y llevada transición (entonces aún teníamos ilusión y esperanza) la palabra "capitalísmo" parecía que ya estaba  pasada de moda pero ahora habría que desempolvarlo y hablar de él como el verdadero peligro que nos acecha aunque bastante deforme comparado con el de antes.

fotografia

Los actuales digamos "capitalístas" no son como los de antes que abrían fábricas y talleres que si bien tenían obreros con sueldos míseros, hacían trabajar su dinero. Los grandes aglutinantes de euros de hoy día son muy diferentes, su dinero procede de robar al pueblo por medio de constructores corrompidos y banqueros que han colaborado manejando grandes sumas y desangrando al pueblo sin crear empleo y almacenando millones el los paraísos fiscales de nuestras penas. Los "capitalístas" de ahora lo pueden todo o casi todo, como es manejar a un Gobierno entero con un cinísmo que nunca hubiéramos ni imaginado.

fotografia

Dijo Abraham Lincoln: "El poder del dinero rapiña a la nación en tiempos de paz y conspira contra ella en tiempos de adversidad. Es más despótico que la monarquía, más insolente que la autocracia, más egoísta que la burocracia. Denuncia como enemigos a todos aquellos que cuestionan sus métodos  o arrojan luz sobre sus crímenes". Parece como si Lincoin nos contemplara por anticipado.

fotografia

Los españoles observamos atónitos como la democracia se debilita ante una clase política que no puede deshacerse de la corrupción y sin transparencia en las administraciones ni en nada, ni perspectivas de que en un futuro pueda haberla. Un gran sector de jóvenes que un día algunos nos gobernarán proceden de esta nefasta escuela. Los jóvenes empleados (un ejemplo) de Bankia han sido adiestrados para engañar y estafar a los pensionístas y viejos sin conocimientos bancarios... ¿Cuantos Bárcenas saldrán en las generaciones venideras de políticos y banqueros?.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: