riquezas

El dinero, medio económico para adquirir bienes y servicios, se ha convertido hoy en día en algo importante de nuestra vida diaria. Es así que la mayoría de la gente ya difícilmente podrá imaginarse una vida sin él.

Incluso, poseer mucho dinero concede cierto grado de poder y libertad a su propietario. Es decir, se mide a la gente en función del dinero que tiene y se le da más importancia y se le muestra más respeto a aquellos que llamamos ricos.

El dinero, por supuesto, tiene sus convenientes y su lado positivo, ya que permite a las personas que poseen “suficiente” dinero, llevar una vida reglada y relajada, adquirir ciertas cosas como la comida, ropa, una vivienda y realizar otras como viajar, estudiar o permitirse simplemente unos caprichos.

Tener suficiente dinero da tranquilidad mental al que lo posee y esas personas que se pueden permitir una vida reglada pueden disfrutar de cierto grado de felicidad, porque viven una vida equilibrada. El dinero ayuda a disfrutar más de la vida.

Sin embargo, no es así entre las personas que no lo poseen. Aquellas que deben luchar diariamente para encontrar un trabajo o algún medio de ingreso económico, suelen sufrir mental y emocionalmente al no poder pagar sus recibos o siquiera comer regularmente, ni vestirse o permitirse una vivienda digna. Peor aún, si esa persona carga con la responsabilidad de mantener a una familia.

Aunque los síntomas no se puedan ver o palpar, el sufrimiento está y, si perdura durante un largo período de tiempo, resulta en enfermedades psicológicas como la ansiedad y/o depresión. En esta situación, en vez de felicidad, es normal sentir miedo, angustia y tristeza. De ahí, incluso pueden surgir problemas de corazón como la Hipertensión y la taquicardia.

Aparte de ser, en algunas ocasiones, el origen del mal o la enfermedad, también es la causa de mentiras, timos, robos, violencia... unos roban por necesidad porque no tienen ni para comer, otros roban por avaricia porque, a pesar de ser considerados ricos, aún no tienen suficiente. Mientras unos no duermen pensando en cómo conseguirlo, otros no duermen pensando en cómo duplicar o triplicar el que tienen. Así, el insomnio es otra de las consecuencias que puede producir el dinero.

Los problemas económicos, no poseer suficiente dinero, también ha sido razón de disputas familiares y rupturas de pareja, de divorcios y hasta de homicidios y suicidios.

Pero, ¿cuánto dinero se puede considerar como suficiente?

ahorros

Tanto cuanto sea necesario para pagar nuestros gastos básicos y ahorrar una parte, para permitirnos ocasionalmente algún lujo o capricho para disfrutar de la vida.

No obstante, son muchos los que no saben poner límites y es ahí cuando el lado positivo se convierte en negativo. Porque son muchos los llamados ricos que no saben valorar lo que tienen y no encuentran el equilibrio que necesitan para hallar la felicidad. De ahí lo buscan en el alcohol y/o en las drogas para así combatir el vacío que sienten.

Es importante saber poner límites y ver cuánto es suficiente para cada uno para poderlo disfrutar. El estado de ánimo de un juicio sano de una persona es fundamental para evitar enfermedades, incluyendo el alcoholismo y la drogodependencia.

A lo largo de la historia nos encontramos con personas que no han tenido una seguridad o riquezas económicas y, sin embargo, han sido más felices que personas con mucho dinero.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: